Susana Díaz corrige al PSOE andaluz y plantea que Cs o está con Vox o está con LGTBI

Cs en Andalucía pide la dimisión inmediata de Grande- Marlaska, al que defiende Díaz.

Pedro de Tena (Sevilla)

Poco ha durado la conducta clara y contundente del PSOE andaluz defendiendo a Ciudadanos de los ataques de algunos participantes en la Marcha de Orgullo tanto en Sevilla como en Madrid. Susana Díaz, la cabeza visible y lideresa máxima del socialismo andaluz, preguntó ayer a Inés Arrimada si era compatible estar con el colectivo LGTBI y al tiempo, pactar con Vox.

De ese modo, Susana Díaz se une al coro inaugurado por Fernando Grande Marlaska que considera que las agresiones sufridas por Ciudadanos en las marchas mencionadas son las "consecuencias" de su actitud de negociación y acuerdos con Vox.

Aunque la portavoz de Igualdad del Grupo Parlamentario Socialista, Soledad Pérez, condenó el pasado domingo las "agresiones" registradas este pasado sábado en la Marcha del Orgullo LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales) en Madrid hacia miembros de Ciudadanos (Cs) que "en absoluto están justificadas", Susana Díaz la ha corregido de hecho alineándose con Grande Marlaska.

Ayer mismo, Susana Díaz defendía al ministro del Interior en funciones y pedía a Cs que reflexionara sobre la compatibilidad de "gobernar" con Vox y defender los derechos del colectivo Lgtbi. Es más, aconsejaba a Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, tal reflexión en vez de pedir la dimisión del ministro.

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha aconsejado este lunes a la portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, que reflexiones sobre si es compatible "gobernar con la extrema derecha" de Vox y defender al colectivo Lgtbi.

Díaz se ha pronunciado así después de que Arrimadas haya pedido la dimisión del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, responsabilizándolo del acoso que sufrió la comitiva de Cs durante el desfile en Madrid con motivo del Orgullo Gay, pero al tiempo quiso dejar claro que rechazaba cualquier tipo de escrache o acoso en cualquier manifestación, porque es algo que ella misma ha sufrido en sus "carnes".

"Están gobernando con aquellos que quieren dar pasos atrás y mutilar los derechos y los avances, y que no reconocen la sociedad que estamos construyendo entre todos", dijo Susana Díaz que añadió que el relato político de Ciudadanos parece incluir el "provocar para situar en el titular de los periódicos y de los medios de comunicación cualquier tipo de incidente que tengan en manifestaciones como esta".

O sea, que Ciudadanos tiene que reflexionar sobre si "es compatible ser uno más de ese tripartito de la derecha e ir de la mano de la extrema derecha en el recorte de los derechos y de la sociedad inclusiva que estamos construyendo y, al mismo tiempo, ponerse detrás de la pancarta en una manifestación de este tipo".

De Grande-Marlaska, que inició la polémica con sus declaraciones sobre las consecuencias (los ataques en las Marchas) que tenía para Ciudadanos tener acuerdos o negociaciones con Vox de Grande-Marlaska, Susana Díaz dijo que ha sido "un ejemplo" a la hora de defender al colectivo Lgtbi en un sector difícil como la judicatura.

Desde Andalucía, el portavoz parlamentario de Ciudadanos (Cs), Sergio Romero, ha considerado que las "agresiones, insultos y humillaciones" que sufrieron el pasado sábado en Madrid dirigentes de su partido en la marcha del Orgullo por parte de "intolerantes" es "involutivo, sectario, injusto y dañino", al tiempo que se unía a Inés Arrimada exigiendo la inmediata la dimisión del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, por las declaraciones que hizo sobre Cs con las que, a su juicio, "alimenta y legitima el odio".

"En pleno siglo XXI y en plena democracia, no hay nada más involutivo, sectario, injusto y dañino que algunos quieran alimentar el odio contra Cs, contra sus votantes o que intentan apropiarse de algo que es transversal, que es de todos y que ha costado mucho tiempo consolidar", ha afirmado Romero en rueda de prensa, donde ha apuntado que "si hoy podemos vivir en libertad es fruto del trabajo de muchos demócratas como para que ahora lo cuestionemos y echemos gasolina permanentemente a algo que es de todos".

Añadió Romero que los liberales "siempre vamos a estar presentes en el Orgullo, nunca vamos a sobrar ni vamos faltar, porque estar en las calles es algo muy importante para nosotros y no nos van a amedrentar". "Ante el enfrentamiento ideológico, ante los insultos, el sectarismo, el señalamiento o la intolerancia, defiendo en nombre de Cs la libertad, igualdad, valentía y orgullo", ha afirmado.

Marlaska, según Romero, "si tiene vergüenza, si tiene sentido de la responsabilidad y si es consciente de lo que representa, tendría que dimitir de forma inmediata". Precisó además que "alguien que amenaza con consecuencias, que alimenta y legitima el odio, que justifica y ampara las agresiones y a los agresores, por honradez tendría que dimitir".

Igualmente, el dirigente andaluz de Cs contestó a la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, en materia de violencia de género en Andalucía, asegurando que el Gobierno del PP-A y Cs "no da ni un paso atrás en materia de lucha contra violencia la machista".

A continuación