El PSOE aprueba un documento que deja fuera la negociación de los cargos y vuelve al "gobierno monocolor"

Narbona niega que se pongan excusas y que se dé marcha atrás, pero no sólo niegan ministerios para Podemos.

Ketty Garat

Nueva marcha atrás. El PSOE sí se mueve de sus posiciones iniciales en la negociación pero no hacia adelante sino hacia atrás. La formación que aceptó negociar sobre la base de un "gobierno de cooperación" ha vuelto este lunes a la casilla de salida. "Un gobierno monocolor" con perfiles independientes pero "no de coalición pero si de cooperación", dejó claro la presidenta del partido, Cristina Narbona.

En rueda de prensa al término de la Ejecutiva, Narbona dejó claro en el primer minuto de su exposición inicial que se contempla que haya "personas propuestas por Podemos en instancias publicas pero no en el Consejo de Ministros".

Sin embargo, lo más novedoso fue la aprobación de un documento base para la negociación, denominado "Propuesta abierta de Cooperación para un gobierno social, feminista, ecologista, europeísta y progresista", que deja fuera la negociación sobre los cargos institucionales.

De hecho, según explicó la presidenta socialista en su comparecencia, el candidato Pedro Sánchez dejará fuera esta negociación, principal escollo de las conversaciones de este martes. "Cuando el presidente se presente al hemiciclo de lo que se va a hablar es de políticas y propuestas".

Una forma de testar "hasta dónde existe aproximación. Es el primer paso" que, a su juicio constituye el "orden lógico". Primero, hay que "fijar el perímetro de las cuestiones sobre las que hay acuerdo y no sobre las que no".

A continuación