A Rajoy le sale un sucesor del que "huye como de la peste"

Pedro Sánchez vuelve a colocarse en cabeza en las portadas mientras colea la bronca entre Errejón y Pablo.

Pilar Díez

El Mundo dice que "Sánchez sopesa una consulta para reforzarse ante los críticos". Los críticos, esos misteriosos seres de los que todo el mundo habla pero que nadie ha visto. El editorial alecciona a Podemos ante la pelea entre Iglesias y Errejón. "Cuestiones personales aparte, la agria discusión mantenida por los dos principales dirigentes de la formación morada evidencia una crisis ideológica de difícil resolución". ¿Dar miedo o caer simpático es ideología? Pues sí que lo han puesto fácil. "El mensaje pablista irradia el rancio perfume de la lucha de clases y las consignas añejas de la doctrina comunista. La retórica errejonista, en cambio, apuesta por tejer una organización política transversal, de corte netamente populista". Pero que conste que "ambas opciones resultarían letales". Podemos, concluye, "encara el dilema de consagrar su espacio en el marco de las instituciones o volver a la agitación callejera". Hombre, la agitación callejera es mucho más divertida, para qué nos vamos a engañar.

Lucía Méndez le echa muchas flores a Feijóo. Si Feijóo gana, Rajoy "se sentirá reforzado tras unas semanas duramente castigado pero también se consolidará una figura de la que Rajoy huye como de la peste. Un sucesor, ya que no natural, sí muy verosímil". Un consejo Feijóo, contrata un catador. Y no toques nada que provenga de Moncloa.

El País, cabreado, dice que "Sánchez pasa al ataque para eliminar la crítica en el PSOE". El niño nos ha salido respondón. "Ante el riesgo de un nuevo revés electoral en Galicia y País Vasco convoca solo a la permanente de la ejecutiva", es decir, a sus amiguetes. Vaya con Pedrito, y parecía tonto el chaval. El editorial del día después se pregunta "¿Adónde va Podemos?" con sus trifulcas. Dice que el debate es sobre pactar con el PSOE o superarlo y canoniza a Errejón. "Frente a un Iglesias que reclama dar miedo, las palabras reflexivas de Errejón muestran que el estilo caudillista y el discurso frontalmente antisistema que preconiza Iglesias es insostenible para un partido que ha ganado poder institucional y cuyos avances dependen de convencer a quienes no confían en ellos. Iglesias se ha quitado la careta de la socialdemocracia". Menos mal, porque le quedaba fatal. "Errejón parece propugnar un partido más abierto a ese centroizquierda difuso donde se sitúan ideológicamente buena parte de los españoles, que facilite un pacto con el PSOE en vez de tratar de ningunearlo para fagocitar a sus electores". "Los dirigentes de Podemos tienen ante sí el reto de explicar a sus votantes para qué sirven sus votos: para forzar un cambio radical del sistema político o para reformar pragmáticamente en beneficio de la ciudadanía. Urge la aclaración". Así que ya sabéis, podemitas, cuál es el lado correcto si queréis que El País os acoja y os trate bien.

ABC avisa de que "los críticos temen que Sánchez lleve un pacto cerrado con Podemos y nacionalistas". ABC pone caras a los misteriosos críticos. Rubalcaba, un viejo socialista jubilado que da clases de no se qué en no se cuál universidad. Madina, íntimo amigo de Podemos, antiPP total y del ala más izquierdista del PSOE. Susana Díaz, una chica que gobierna en Andalucía que amaga mucho pero nunca da. Fernández Vara, otro que habla mucho pero que gobierna con Podemos en Extremadura. Javier Fernández, que gobierna con IU en Asturias y Javier Lambán, que gobierna gracias a Podemos en Aragón. ¿Y con estos mimbres quieren hacer un cesto? "No se descarta que los barones contraataquen con una resolución a favor de dar la abstención al PP". Jua, jua jua, el único que no lo descarta es ABC. Tradicional editorial para atizar a Sánchez. "Sánchez aspira al aprobado raspado, se conforma con evitar el sorpasso de Podemos y convertirse en minoría de bloqueo", bueno tampoco es moco de pavo, tal y como anda el patio yo también me conformaría. Gabriel Albiac dice que al loro, que eso de que Errejón es el bueno de la peli ni hablar, "porque seducción y miedo" son lo mismo. "Seducir es enmascarar la servidumbre". Igual opina Ignacio Camacho, pero lo dice más a las bravas. "Ambos comparten la misma vocación de hegemonía poscomunista, pero difieren en el método para implantarla". Y le lanza un aviso a Errejon. "Si insiste en desafiar la autoridad pablista tiene las de perder ante un dirigente de liderazgo alfa que tiende a confundir el poder ejecutivo con el de ejecutor. No va a tolerar desafíos a su posición de referencia. Por ese camino la cosa pinta a un final de purga, propio de quien proclama su nostalgia por la guillotina como resolución de conflictos y profesa por Juego de Tronos una fascinación declarada". Otro que debería protegerse. Pero a Errejón más que un catador le recomiendo un gorila bien armado, que Pablo es más de salir con una navaja. Y le importa un pepino si parece o no un accidente.

La Razón se limita a anunciar que "Sánchez convoca el Comité Federal". Habiendo oído ayer al jefe diciendo que si vamos a otras elecciones sacará más votos, Marhuenda ya se prepara y pide que, además de cambiar la fecha, no estaría de más "reducir gastos" con las subvenciones a los partidos. Porque "si tenemos en cuenta que en el mes de diciembre anterior ya se había gastado otro tanto y que, además hay que sumar a esas subvenciones los gastos de composición y funcionamiento de una cámara que no llegaron a ejercer" el jueguecito nos está saliendo por un pico. Si hay que volver a votar, tengan el detalle de que "cueste un poco menos". Qué majo Marhuenda, mirando por nuestros bolsillos. Ussía apoya la tesis de Federico. Lo de Pablo y Errejón es un crimen pasional. "Algo muy grave ha estallado entre ellos, polvadera de pasión, terremoto de lujuria (…) Y uno se pregunta si merece la pena romper una armonía por una mujer, por bella que sea, se llame Elena, Angelie, Dulce Nombre de María o Rita". Hombre pues no, lo que tiene que hacer Íñigo es ligarse a Irene y así están en paz. Los votantes podemitas se lo agradecerán.

La Vanguardia me deja helada: Pilar Rahola diciendo cosas razonables en su columna. Dice que lo que va a escribir no le gusta pero "la realidad acostumbra a ser más insolente que amable". "Parece que habría sido más inteligente facilitar la presidencia de Rajoy en lugar de bloquearla". Tendría "un presidente en la cuerda floja, a merced de huracanes, imposibilitado de gobernar sin acuerdos permanentes y con la capacidad de imponer leyes muy menguada. Podría tener enfrente a un presidente débil y ahora tiene a un candidato reforzado". Le han sentado bien las vacaciones a mi tocaya, dice cosas con sentido. A ver si dura.

A continuación