Carmena: "El Tribunal Superior de Justicia es el que hace la política municipal"

Rechaza que la ciudad se pueda gestionar "desde el poder vertical" porque la ciudad "es vida, se mueve, se estremece".

O.M. | Agencias

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha dicho este lunes en el acto organizado por ONU Habitat que es el "Tribunal Superior de Justicia" el que hace la política municipal, no el Consistorio, una reflexión que le hizo un amigo suyo de UPyD y que ha hecho suya.

"Vivimos una realidad donde el poder municipal no tiene el cien por cien del poder porque por encima de la autoridad municipal está el poder de la autoridad judicial", ha declarado desde la Casa de América, donde ha participado en una de las conferencias de Una nueva justicia para la nueva agenda urbana.

Carmena ha defendido que la Justicia genera diariamente todo un conjunto de actuaciones que "no son derechos de la ciudad sino derecho administrativo, pensado para limitar el poder ejecutivo". Esto le ha llevado a plantearse la paradoja que genera esta situación, con un poder judicial "lejano a la realidad" de la ciudad y que se mueve condicionado por "tiempos que no son los de la vida sino los de los procedimientos judiciales", junto a "su incapacidad para generar decisiones concretas". Para demostrarlo ha recordado los más de 260 pleitos que se acumulan sobre la planificación de Madrid.

La primera edil ha rechazado, por otro lado, que a día de hoy se pueda gestionar una ciudad "desde el poder vertical". "Vivimos una sociedad compleja y pretender planificar una ciudad desde arriba es imposible, eso es una tarea de laboratorio. La ciudad no es papel, es vida, se mueve, se estremece", ha defendido la exjuez, que ha puesto el acento en que tampoco la Justicia se puede entender hoy en día "como algo vertical".

Así se ha pasado de la figura del poder judicial vertical, representado por Zeus, a la actual, dominada por Marte, que representa el comercio, la interferencia. Manuela Carmena ha abogado por "el liderazgo de la concertación".

Además, ha abogado por ir a una ley "más elástica y transparente" porque se ha demostrado que, "cuantos más controles tienen los países, los países son más corruptos". La primer edil ha defendido que toda tarea de liderazgo político necesita de la concertación. Sin embargo, la ley "no es un instrumento de concertación sino que es extraordinariamente rígida". Esto le ha llevado a reflexionar sobre el urbanismo, con un "marco ambiguo que ha producido una de las mayores corrupciones del mundo".

A lo que ha sumado que en España "cualquier ciudadano puede impugnar una decisión tomada por la autoridad municipal" y eso es un "riesgo absoluto" dado que se ha constatado que "hay mafias específicas para estas operaciones que buscan tener rendimientos que, si no son de corrupción, son análogos". La exjuez ha apostado por "ir a una concertación regulada, con una ley más elástica y con enorme transparencia porque, cuanto más rígidos son los controles, más capacidad de corrupción".

La alcaldesa no ha querido terminar su intervención sin referirse al "acontecimiento histórico más importante que se va a vivir", el acuerdo de Juan Manuel Santos con las FARC con el que se puede acabar con "cinco decenios de guerra y muchos muertos".

A continuación