Ahora Madrid pide un reportero que haga "piezas distendidas y gamberras" para su radio

Piden tener mínimo diez años de experiencia laboral y el contrato es por obra. El PSOE reclama "más transparencia y publicidad" de las ofertas.

O. Moya

La oferta para cubrir siete plazas de la nueva emisora de radio que el Gobierno de Manuela Carmena va a crear –y que necesitará de una inversión de 10,2 millones de euros hasta el año 2023, tal y como publicó ABC– finaliza mañana, viernes.

Uno de los puestos que reclaman es el de "reportero de actualidad" que haga "piezas distendidas y gamberrras que acompañen el ritmo de los ciudadanos". Además, "acompañará a los alumnos de la escuela en las prácticas de reporteros de calle".

Los requisitos para conseguir el puesto no pueden ser más exigentes y, desde luego, dejan fuera a los periodistas más jóvenes: una experiencia laboral mínima de diez años; un nivel de inglés tanto hablado como escrito alto. Se valorará tener "cursos y/o postgrados de especialización. También los conocimientos y experiencias en programas de entretenimiento y experiencia en formación periodística y comunicación", así como "estar en posesión del certificado de discapacidad (min.33%)". El contrato es por obra y no especifica el sueldo que percibiría esa persona.

La portavoz socialista en el Área de Cultura, Mar Espinar, ha reclamado al Gobierno municipal que amplíe los plazos y las plataformas de difusión de la oferta pública de estas siete plazas. A pesar de haber solicitado en el último consejo de Madrid Destino –empresa pública de la que orgánicamente dependerá la emisora– máxima difusión de la oferta y del proceso de selección de los nuevos profesionales de la radio, Espinar se ha encontrado que dicha oferta finaliza mañana y que únicamente ha sido publicitada en la página web de Madrid Destino.

La edil socialista ha precisado que la oferta laboral publicada se salta el convenio suscrito con la Agencia para el Empleo: "No se respeta a los trabajadores de la Agencia de Empleo ya que las labores de coordinación de las tareas formativas recaen en los nuevos contratados, ninguneando a los profesionales de la Agencia. Eso no fue lo acordado".

En concreto, Espinar se ha fijado en las características del puesto de trabajo antes citado y ha pedido "encarecidamente al Gobierno municipal que no estropee un proyecto precioso, tanto en lo informativo como en lo formativo, cuyas características principales han de ser la pluralidad y la máxima transparencia en la gestión y en la contratación".

A continuación