Sociedad Civil Catalana abarrota el paraninfo de la Universidad de Barcelona con un acto a favor del bilingüismo

La entidad no nacionalista reclama "el mismo uso del catalán y castellano en todas las instituciones y centros de enseñanza públicos".

Pablo Planas (Barcelona)

En el mismo lugar donde los filólogos de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) presentaron el manifiesto Koiné, a favor de eliminar el idioma español de cualquier uso en una hipotética república catalana, Sociedad Civil Catalana (SCC), la entidad que rechaza el proceso separatista, ha congregado a casi un millar de personas para defender el bilingüismo como instrumento de convivencia en la sociedad catalana. El paraninfo de la Universidad de Barcelona se quedó pequeño para el acto y hubo que habilitar el Aula Magna para que el público pudiera seguir las intervenciones por vídeo.

El vicepresidente de la organización, el historiador Joaquim Coll, abrió el acto con la denuncia de que hay un intento por erradicar el español de Cataluña y que es "absurdo" que no pueda ser elegido como lengua vehicular en las escuelas públicas. Rafael Arenas, presidente de SCC, ha abundado en la discriminación del idioma español y ha recordado que el acta fundacional de la organización recoge la intención de contribuir a una "España que haga radicalmente suyas todas las lenguas españolas y una Cataluña que asuma con naturalidad su condición bilingüe".

En el acto también intervino la catedrática de literatura y lengua española de la Universidad de Lund, Inger Enkvist, crítica con el sistema educativo español y especialmente con la inmersión lingüística, así como José Domingo, exdiputado de Ciudadanos y jurista de referencia en los contenciosos lingüísticos en Cataluña.

También destacó la presencia y el compromiso del escritor Eduardo Mendoza, quien arremetió contra las "imposiciones" idiomáticas y defendió la existencia de una "cultura en castellano catalana".

A continuación