¿Qué pretende Pedro Sánchez con su "solución política" con Podemos y Ciudadanos?

El líder del PSOE abrirá el lunes una negociación tras llamar a Pablo Iglesias y a Albert Rivera.

Ketty Garat

"Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente", fueron las palabras con las que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, respondió a la pregunta de Libertad Digital de si intentaría formar un Gobierno alternativo tras su reunión con Mariano Rajoy. Su ambigüedad y sus evasivas eran calculadas y empezaron a tomar forma este viernes en la segunda sesión del debate de investidura de Rajoy.

"Una solución política con las fuerzas del cambio" fue la oferta que lanzó al final de su intervención en la tribuna de oradores. La misma oferta "tripartita" que ya intentó en el mes de diciembre y que no prosperó ante la negativa de Ciudadanos y Podemos a sentarse en la misma mesa de negociación.

Eso mismo pretende volver a intentar. El próximo lunes, Sánchez anunciará una negociación tras llamar telefónicamente a los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera. Con el primero, las fuentes consultadas aseguran que "se han limado asperezas" y que la relación no es tan "imposible" como entonces. Y con el segundo, la relación y la interlocución es "fluida".

Por ello, pretende Sánchez dar un paso tras la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos en la que, espera Ferraz, se "certifique la caducidad del pacto con el PP". La muerte de un pacto para iniciar otro, sin visos de properar. Así lo reconoce la propia dirección socialista: es "prácticamente imposible que este acuerdo vea la luz"

Según fuentes socialistas, lo que el líder del PSOE pretende no es tanto intentar una nueva investidura con él como candidato, como mantener intacto su liderazgo en el partido ya que situarse en el eje de la gobernabilidad le permite acallar el debate interno y posponer la batalla en el seno del PSOE, que es exactamente lo mismo que ocurrió tras las elecciones del 20 de diciembre.

Tras esa negociación, que le sirvió de campaña interna para las primarias a La Moncloa, Sánchez fue proclamado sin la presencia de candidatos alternativos. Y así, fuentes socialistas ubicadas en el sector crítico del grupo parlamentario explican a LD que "cuando se sitúa en el eje de la gobernabilidad, calla de un plumazo las voces críticas. Por lo tanto, el fin último es ganar tiempo" en el partido de cara a la convocatoria de las elecciones.

"Sánchez sólo quiere continuar con el teatro y el paripé para aparcar el calendario interno". En resumen: "si negocia puede volver a ser candidato a las primarias a La Moncloa sin oposición ni candidatos".

A continuación