Multan a un coche fúnebre que iba a 130 porque el difunto llegaba tarde al velatorio

Los Mossos d'Esquadra han multado al conductor de un coche fúnebre que circulaba sin carné a 130 kilómetros por hora en un tramo limitado a 100.

Libertad Digital

Según publica El Periódico de Cataluña, un radar móvil de los Mossos d'Esquadra captó la pasada semana un coche fúnebre circulando a 130 kilómetros por hora en un tramo limitado a 100 de la autovía A-7 en dirección a Torredembarra.

El coche, del tanatorio de Tarragona, fue detenido por los agentes de la autoridad autonómicos por superar en 30 Kilómetros por hora la velocidad permitida. La gran sorpresa de los agentes no fue que el conductor del coche fúnebre había pisado el acelerador porque se había retrasado en trasladar al fallecido al velatorio, sino que el empleado funerario al volante llevaba 2 años sin permiso de conducir por haber perdido todos los puntos.

Pero los Mossos no se enteraron en el momento. El chófer funerario se excusó diciendo que no tenía la documentación encima. Le dejaron continuar a condición de que la presentara en comisaría cuanto antes, pero cuando el infractor continuó la marcha, el ordenador de los agentes, donde se había introducido el número del DNI, arrojó la noticia: el individuo no podía conducir por haber perdido todos los puntos del carné.

Así, lo que podría haber sido una falta se convirtió en delito. Los agentes le dieron alcance y le informaron de que había incurrido en un delito penal. Pese a todo, le dejaron llegar al tanatorio de Tarragona. Dicen los agentes que le dejaron continuar por tratarse de una situación especial. Al llegar al tanatorio le esperaba una patrulla especial. Se celebró un juicio rápido y el magistrado condenó al chófer a 34 días de trabajo en favor de la comunidad.

El conductor fue despedido de forma fulminante. A partir de ahora, la empresa ha empezado a reclamar a los trabajadores un certificado de la Dirección General de Tráfico para comprobar si tienen en regla los puntos del carné.

A continuación