Casi 80 detenidos y 150 registros en una operación contra el crimen organizado

La banda criminal estaba compuesta principalmente por ciudadanos indios. Introducían ilegalmente textiles, fármacos o material informático.

J. Arias Borque

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido este martes a 78 personas en diferentes localidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Andalucía y Canarias en una macrooperación contra una organización criminal conformada principalmente por ciudadananos de nacionalidad india que introducían productos ilegales en España y otros países de la Unión Europea, según informaron fuentes policiales.

A los arrestados, se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, contrabando e importaciones ilegales, falsedad documental, cohecho y contra la Hacienda Pública, la propiedad industrial e intelectual y contra la salud pública. En la operación policial, que sigue abierta, se han realizado registros en 150 inmuebles, entre los que hay viviendas, oficinas y naves industriales.

Las mismas fuentes indicaron que los agentes del Grupo de Delincuencia Organizada Asiática de la UDEV (Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta) han incautado a los detenidos, entre otras cosas, más de 150 vehículos de gama alta y media y precursores para la fabricación de diferentes tipos de drogas, y que se han bloqueado numerosas cuentas bancarias por orden del Juzgado de Instrucción número 5 de Fuenlabrada (Madrid).

La Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada ha hecho público un comunicado en el que precisa que la mafia desarticulada se dedicaban a introducir en España productos textiles y de confección, fármacos, material informático y electrónico, de fotografía, procedentes de China y de la UE. La trama empleaba empresas que importan las mercancías con fraude aduanero, y sociedades 'truchas' que comercializan las mercancías sin el pago del IVA repercutido correspondiente.

La trama se descubrió fruto del análisis del movimiento de los flujos de dinero -ingresos y pagos- junto con la información que aportan las autoridades portuguesas , los datos que constan en la base de datos de la Agencia Tributaria y del análisis de los flujos financieros. Utilizaban sociedades que actúan como truchas, otras que actúan como pantallas, y finalmente, se canaliza el fraude hasta las sociedades que actúan como distribuidoras finales.

A continuación