'El País' da un lavado a Podemos para abrirle las puertas de su casa

Fiscales contra fiscales, gobierno contra fiscales, fiscales contra gobierno. Los poderes del Estado se tiran los trastos a la cabeza por Cataluña.

Pilar Díez

"Torres-Dulce actuará contra Mas pese a la Fiscalía catalana", dice El Mundo. Tras una semana dándole vueltas, el fiscal general está ahora "dispuesto a querellarse contra el president, su vicepresidenta y la consellera Rigau por malversación, desobediencia, prevaricación y usurpación de funciones". O Juan o Juanillo. Casimiro dice que es ahora cuando "acierta". Que "podrá ser objeto de discusión" si el corte de mangas de Mas "merece reproche penal", pero "no cabe ninguna duda de que su comportamiento ha de ser investigado por los jueces". Culpa al fiscal superior de Cataluña de la movida que hay montada al negarse a obedecer a su jefe, Torres-Dulce. "Está claro que no reúne las condiciones para ejercer el cargo, empezando por la necesaria auctoritas para no plegarse a la excesiva ideologización de sus subordinados". Llegados a este punto, "la decisión de iniciar la acción de la justicia le corresponde en exclusiva" a Torres-Dulce.

Para Arcadi Espada, sin embargo, la responsabilidad es de Rajoy. "El presidente Rajoy debería aclarar por qué no conminó a obedecer al Gobierno de la Generalidad y por qué, en consecuencia, el estado de derecho entró en dolorosa suspensión en Cataluña. Máxime sospechando, como sospecho, que por esa vía los golpes de pecho del presidente Mas habrían sido los dóciles del que peca por pensamiento y palabra, pero no por obra".

El País dice que "la fiscalía se querella contra Mas sin aval de la junta catalana". Para eso es el jefe, digo yo. "Los fiscales de Cataluña creen que no hay base jurídica suficiente", palabra de Dios para El País. El diario de Prisa olisquea poder y ha dado un volantazo de vértigo en su trato informativo a Podemos. Le corta la coleta, le pone unos zapatos de charol, un traje en condiciones y le viste de partido serio. "Podemos intenta hacer borrón y cuenta nueva", dice en su portada bajo una foto de Errejón, el de la carita de bebé. Podemos "intenta soltar lastre de pasados pronunciamientos y ofrecen un programa partiendo de cero". "La formación trabaja en propuestas concretas y viables". Miguel Ángel Aguilar les dedica su columna-crónica en la que nos cuenta todo lo que hace Podemos y la sesuda conclusión de que "necesita sumar sin asustar" y "limar aristas". Nada que no supiéramos. Seguidamente un tocho de espanto, una entrevista con un tal Ricardo Forster, secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional de Argentina. Dice este señor que "es un momento único para Podemos. O la aprovecha o la pierde". También Carolina Bescansa, responsable de la Secretaría de Análisis Político y Social de Podemos escribe un largo artículo de opinión en el que dice que "Podemos está todavía lejos de conquistar la mayoría electoral que necesita para poder gobernar". No termina ahí el empacho de Podemos y el editorial dice que Podemos es "una ola que avanza desde la izquierda hacia el centro". A IU, "su primera víctima", le pone las cosas negras como la noche. "Si IU se suma a Podemos corre el riesgo de no beneficiarse y acabar dejando huérfana a la izquierda; si intenta competir fracasará en el empeño". Vaya. Así visto, ¿ha contemplado IU la posibilidad de tirarse a las vías del tren? Luego le toca al PSOE, "siguiente en notar el impacto del tsunami", aunque a ellos El País les trata mejor y les ofrece alguna salida. Aprovechando que Podemos todavía cree en los Reyes Magos, para el PSOE pude ser una "oportunidad estratégica para emerger como el único actor con capacidad de unir y dar cohesión política y social al país". Lo único que tiene que hacer Pedro Sánchez es "encontrar el equilibrio adecuado de razones y emociones que le conviertan en una oferta atractiva y con voluntad mayoritaria". ¡Chupado! ¿Cómo no se les habrá ocurrido antes a los del PSOE? Menos mal que siempre tienen ahí a los cerebritos de El País.

ABC titula que "los fiscales catalanes se rebelan contra Torres-Dulce y se niegan a denunciar a Mas". Bieito Rubido no se anda por las ramas y pide que les corten la cabeza a los rebeldes. "No hay explicación aceptable para esta situación de desgobierno interno en la Fiscalía (…) tanta prudencia política y tanto fiscal oportunista están impidiendo a España comportarse como un estado de derecho", leñe. "El fiscal jefe de Cataluña fue destituido por mostrarse a favor del proceso soberanista. Su sucesor, tras negarse a presentar una querella contra Mas, debe seguir el mismo camino", así que desfilando que es gerundio. "Tras este penoso episodio, es el momento de que el ministerio fiscal recupere el tiempo perdido". A ABC lo del 9-N le va a costar un infarto. Menudo sofocón.

La Razón dice que "los fiscales catalanes desobedecen también y no se querellan contra Mas". Marhuenda ha estado gracioso con el 'también'. Menudo sin Dios de país. Mas se rebela contra el TC, los fiscales contra Torres-Dulce... Dice el editorial que "hay un hecho claro, y es que la Fiscalia general no podía demorar más la decisión de presentar la querella contra Mas y otros altos cargos por desobediencia. El 9-N no hubo una dejación de las funciones del Estado en Cataluña, sino una burla del máximo representante del Estado en Cataluña. La fiscalía tiene la palabra". Bueno, Marhuenda, hubo un poco de todo, para ser justos.

La Vanguardia, más feliz que una perdiz con su querella. "Grave crisis en la Fiscalía por la querella contra Mas". Cuenta que Rajoy ya no puede más con el asunto y está pidiendo ayuda psicológica. "Rajoy pulsa la opinión sobre Catalunya de Rubalcaba y González" además de los "contactos que mantiene con Pedro Sánchez". ¿Y Aznar? ¿Y Zapatero? Dice Marius Carol que lo que está pasando con los fiscales "supone una grave fractura en una de las columnas del Estado, de consecuencias imprevisibles (…) Todo da a entender que estamos a ante una crisis relevante". Lo que me vuelve a traer a Aznar a la cabeza cuando dijo que Cataluña se rompería antes que España. Menudo ojo.

A continuación