El éxito agridulce de Zoom: no logra monetizar la avalancha de usuarios gratuitos

Zoom sigue el modelo de Spotify a la hora de ofrecer algo gratis que, si resulta demasiado bueno, la gente termina pagando por él.

Patricia Malagón

La plataforma de videoconferencias Zoom ha sido, sin duda, una de las grandes ganadoras de la pandemia. El uso de ella se ha disparado tanto que le ha llevado a cuadriplicar los ingresos en 2020. Sin embargo, lo que de primeras parece una buena noticia, no lo es tanto. El aumento de los usuarios gratuitos, la gran mayoría, ha hecho que se disparen los costes al necesitar un mayor número de servidores y esto repercute, a su vez, en una merma del beneficio neto de la empresa.

En números, el beneficio neto de febrero a octubre asciende hasta los 343 millones de euros, mientras que los ingresos alcanzan los 1.474 millones. Estos registros se han multiplicado por 58 con respecto a 2019, cuando las ganancias fueron de 6,2 millones de euros. Además, la compañía confía en terminar el año con una facturación de entre 2.147 y 2.150 millones de euros, cuatro veces más que los 622 millones de dólares. A esto se suma también el notable aumento de los clientes corporativos, que son ya 433.700, un crecimiento del 485% en solo doce meses.

Sin embargo, en la presentación de sus resultados, la empresa advirtió de que sus márgenes de beneficios se seguirán resintiendo por el aumento de los usuarios gratuitos. Zoom sigue el modelo de Spotify a la hora de ofrecer algo gratis que, si resulta demasiado bueno, la gente termina pagando por él. Sin embargo, la diferencia es que la plataforma de música en streaming lo compensa con publicidad, pero Zoom no. Por tanto, los usuarios gratuitos son solo un coste, ya que supone tener que agregar un mayor número de servidores. En números, se aprecia un descenso de los márgenes brutos en este último trimestre, que pasaron a ser del 68,2% frente al 72,3% del trimestre anterior.

Ante esta problemática, la compañía ha recibido un gran número de preguntas, pero desde Zoom todavía no han dado una respuesta clara sobre cómo conseguirán rentabilizar a los usuarios gratuitos o si sacaran algún tipo de suscripción más low cost focalizada en el uso cotidiano y no tanto en el uso corporativo. Actualmente, la suscripción mensual es de 13,99 euros y la anual de 139,90 euros.

A continuación