Un ayuntamiento socialista gastará más de 7.500 euros en un concierto para perros

Fantasía Canina es el nombre que el Ayuntamiento decidió poner a este controvertido evento musical.

Patricia Malagón

El próximo 8 de diciembre, el pueblo de Llíria, gobernado por el PSOE junto con Compromís, iba a celebrar un concierto para perros. Por surrealista que suene, el consistorio ha aprobado una partida de 7.560 euros para la celebración del citado evento musical que, como era previsible, ha desatado la polémica. Finalmente, el consistorio ha decidido posponer el evento canino, pero no porque se hayan dado cuenta de que no es momento para semejante despilfarro, sino por cuestiones de "seguridad".

En un comunicado público han justificado la decisión alegando que "ante la previsión de que pueda existir más demanda que oferta de localidades debido al interés suscitado, se ha preferido posponerlo para el momento en que se den las condiciones adecuadas para poder albergar más espectadores con sus mascotas, sin poner en riesgo las actuales restricciones sanitarias".

Fantasía Canina es el nombre que el Ayuntamiento decidió poner para este controvertido evento musical. Para justificarlo, el alcalde de la localidad, Manuel Civera, ha asegurado al diario Las Provincias que se trata de un "homenaje a las personas que viven en soledad la pandemia y sus mascotas han sido sus salvavidas. La cultura y la música ayudan a despertar los mejores sentimientos en situaciones complicadas".

Además, el mandatario asegura que era una actividad aprobada antes de la pandemia y que ha ido posponiéndose hasta encontrar una fecha adecuada. Para justificarse, Civera dice que el gasto social también ha aumentado y que han realizado programas de formación y empleo.

Sin embargo, desde la oposición, liderada por la concejala del Partido Popular, Reme Mazzolari, se señala que no es "el momento de gastar esa cantidad tan importante cuando hay muchas familias necesitadas", comenta la representante del PP. Además, Mazzolari asegura que en estos momentos, las personas desempleadas del pueblo han pasado de 1.871 a 2.159 sin contar los ERTE.

Por último, desde la oposición también han querido señalar que uno de los músicos que iban a actuar es profesor del conservatorio local, al igual que un edil del PSOE. Aunque desde el partido socialista han justificado también esta coincidencia. Por último, Civera denuncia que "eso es una intoxicación más. Buscan elementos para hacer mal. Alguno de los que habla pudiera estar relacionado con casos de corrupción como el caso Blasco".

A continuación