España encabeza la creación de empleo público en Europa

España cuenta con, aproximadamente, 3,2 millones de funcionarios y 47 millones de habitantes.

Libre Mercado

España ha anunciado la creación de 28.000 nuevas plazas para funcionarios en 2021, siendo el país de Europa que más plazas ofertará para el próximo curso y pese al contexto económico que se aproxima. Pese a la caída del PIB superior al 12%, el aumento de la deuda, que se elevará por el encima del 125% y un aumento de los desempleados que superaría los 5 millones, colocaría a España como el país con más parados del Viejo Continente, el Gobierno pretende sacar esta gran convocatoria de empleo público. Esto convierte a nuestro país, tal y como señala El Economista, en el que más plazas ofertará el próximo curso.

Cabe destacar también que España cuenta con, aproximadamente, 3,2 millones de funcionarios y 47 millones de habitantes. En Alemania o Italia la plantilla a sueldo del Estado es de 2,3 millones, pero su población es de 80 y 60 millones de habitantes, respectivamente.

Pero, el Ejecutivo no solo pretende sacar esta amplia oferta de empleo, sino que también ha anunciado una subida generalizada del 0,9% del salario a los funcionarios, obviando de nuevo la situación económica que vive el sector privado. Si bien es cierto que en otros países de Europa están aplicando subidas salariales a los funcionarios, en la mayoría de los casos se han centrado en el sector sanitario, que ha sido el más afectado por la pandemia causada por la covid-19. En estos momentos, el gasto en sueldos públicos de España supera los 122.000 millones de euros anuales, el 11% del PIB y un 1% por encima de la media de la Unión Europea. Para 2021, la partida aumentará hasta los 133.000 millones.

Voces críticas

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, se ha mostrado contrario a esta subida. "Yo entendería que se hubiera subido algo más a los sanitarios o a la policía, a gente que todos sabemos que hay que premiar, pero también sabemos que hay otra gente que está en casa", ha reflexionado Garamendi, que ha pedido "haber discriminado". "Se podría haber entendido una mayor subida en las mínimas, no tiene sentido haber subido las máximas un 0,9 %".

Por su parte, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha asegurado que esta subida no es apropiada en medio de "una coyuntura de importante destrucción de empleo y deterioro acusado de las cuentas públicas". "Dicho esto, en mi opinión, sería más conveniente que, en lugar de adoptar incrementos salariales generalizados para los trabajadores públicos, se valorase la posibilidad de implementar, de acuerdo con criterios objetivos, aumentos más focalizados dentro de este colectivo, por ejemplo, en el personal sanitario".

A continuación