Dejamos de comprar arroz y papel higiénico en el confinamiento y se impone la 'dieta Bridget Jones'

Los españoles han empezado a realizar la llamada compra capricho.

Laura Broche

El confinamiento se ha convertido en una oportunidad para aquellos cuyas habilidades culinarias o deportivas no estaban desarrolladas. Como tienen más tiempo, los españoles están intentando convertirse en maestros reposteros, lo que ha provocado el aumento de la demanda de levadura y harinas en los supermercados.

En los hogares de los españoles ha subido la llamada fiebre por la pastelería. Desde bizcochos hasta elaborar pan casero, todo vale. El furor por la levadura la ha convertido en el producto estrella del confinamiento sustituyendo al papel higiénico.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas ha asegurado que "las ventas de harina se han incrementado hasta multiplicarse por cuatro" respecto a las cifras habituales. También han subido las de otros productos ligados a la repostería como mantequillas, margarinas, azúcar o nata.

Los propios usuarios de Twitter se han hecho eco de la alta demanda de levadura:

Cambio en la lista de la compra

Según Planas, la subida más llamativa se registró en la categoría de carne, con un incremento del 29%, aunque también aumentó el consumo de frutas, hortalizas y patatas. En el caso del pescado, disminuyó un 4% la compra del fresco y creció un 18% la del congelado.

Ahora, los españoles han entrado en la fase de la "compra capricho". Así lo define la consultora de consumo Gelt. La compra de pastas, arroces, hortalizas y demás alimentos de subsistencia se ha estabilizado para dar paso ahora a la compra de aceitunas (+93%), patatas fritas (+87%), chocolate (+79%) y helado (+76%).

La consultora Kantar, también afirma el cambio ocurrido en la compra y sostiene que los productos de repostería, que incluyen levaduras y harina, se han disparado un 280% respecto a las semanas previas a que se declarara el estado de alarma. Los helados un 236%, las natas un 227%, las tabletas de chocolate un 200% y las mantequillas un 175%.

Conforme avanzan los días que se pasan en casa, van apareciendo nuevos patrones de consumo. El picoteo entre horas en el hogar, por ejemplo, ha crecido en un 50% desde que se iniciara el confinamiento. "Se está imponiendo la dieta Bridget Jones", así de gráfico se explica Carlos Cotos, director de Kantar en España al referirse a los cambios de hábitos que están detectando en sus paneles de consumo.

"Estamos trasladando el consumo de fuera de casa a dentro del hogar y eso supone unos cambios de hábitos muy marcados: por ejemplo desayunamos más tarde, dedicamos más tiempo a cocinar, y momentos como el del aperitivo —que antes hacíamos fuera del hogar— ahora lo realizamos dentro de casa. Esto supone un cambio en los productos que compramos en el súper", explica Maria Josep Martínez, experta en paneles de consumidor de Kantar.

grafico-kantar.jpg
A continuación