Las ventas de búnkeres privados se disparan un 400% por el coronavirus

Las ventas de estas guaridas se han ido multiplicando casi cada año hasta llegar al gran boom actual.

Libre Mercado

El coronavirus ha supuesto un golpe en la economía, aumentando las demandas de unos productos y disminuyendo las de otros. Entre los súper ventas se encuentran los búnkeres privados que fabrica la empresa estadounidense Rising S. Según la propia compañía, sus ventas han crecido un 400% con respecto a este mismo periodo de 2019. Un producto que no está al alcance de todos los bolsillos, ya que el modelo estándar cuesta 111.000 euros, aunque, eso sí, es espacioso porque ofrece 150 metros cuadrados.

La firma, además de fabricar búnkeres, también es experta en crear refugios antiaéreos. El CEO de la empresa, Clyde Scott, aseguró a la cadena CNBC que están recibiendo llamadas de todas partes del mundo y haciendo clientes en países donde los tenían.

Otra compañía especializada en este tipo de productos es Survival Condo, que también ha asegurado que han aumentado notablemente sus ventas desde que se expandió la pandemia. "Por lo general, tenemos que hacer un cierto nivel de esfuerzo de ventas para que la gente venga a hacer un recorrido y ahora los clientes parecen tener urgencia ", dijo a CNBC por correo electrónico.

Según han explicado estas empresas a los medios americanos, tras la recesión de 2008 y las tensiones con Corea del Norte las ventas de estas guaridas se han ido multiplicando casi cada año hasta llegar al gran boom actual.

ca-timesbrightspotcdnc2om.jpg

¿Cómo son?

Casi la totalidad de los búnkeres están bajo tierra por lo que cuentan con sistemas especiales para filtrar el aire, para evitar que cualquier virus o gas tóxico pueda entrar. También disponen con una gran cantidad de agua almacenada y máquinas para depurarla y poder consumirla en cualquier momento. Incluso para los más extremistas, las compañías también ofrecen la posibilidad de tenerles preparada una habitación llena de comida para subsistir un año. Por lo demás, cuentan con varios números de habitaciones, que varían en función del precio, cocina, baño y gimnasio, en el caso de los más lujosos.

La gran mayoría de estos refugios están conectados con otros. Las compañías americanas suelen comprar grandes terrenos y construyen debajo de la tierra sus búnkeres. Por tanto, también disponen de zonas comunes y permiten tener contacto con otras personas.

ca-ti2mesbrightspotcdncom.jpg

Pero una de las guaridas más lujosas la ha construido Terra Vivos en Alemania. Esta compañía americana además de ofrecer refugios en Indiana, también tiene propiedades en el país teutón y en Asia. El precio también es mucho más elevado, cada apartamento privado cuesta 2 millones de euros y el alquiler de una suite privada 35.000 euros. Pero eso sí, el refugio germano tiene todo tipo de lujosas comodidades mucho más parecidas a las de un hotel de cinco estrellas.

A continuación