¿Cómo sé si tengo una tarjeta revolving?

Este tipo de producto financiero cobra a los usuarios intereses cercanos al 30%.

Patricia Malagón

El Tribunal Supremo acaba de asestar un duro golpe a las tarjetas revolving al considerar que los intereses que cobran son "abusivos". Esta sentencia ha llegado después de que una usuaria de la tarjeta revolving de WiZink reclamase tras pagar un interés del 27% anual. En el texto, el Supremo considera que estas tarjetas deben tener el tipo de interés medio de las tarjetas de crédito y revolving que calcula el Banco de España y que, actualmente, está en el 20%. Por tanto, si un usuario tiene una de estas tarjetas y ha pagado más de un 20% puede reclamar.

¿Cómo saber si tienes una?

Estas tarjetas se caracterizan porque te permiten comprar un artículo o pagar un servicio y poder abonarlo a final de mes, e incluso te ofrecen minicréditos para devolver el dinero en cómodos plazos. Es decir, son similares a las tarjetas de crédito tradicionales. Pero, la sentencia del Supremo no prohíbe este tipo de tarjetas, sino que abre la puerta a que si el tipo de interés es superior al establecido por el Banco de España, se pueda reclamar. Así que, si eres propietario de una revolving el siguiente paso es saber cuántos intereses has pagado por usarla, ya que si superan el 20% puedes acudir a la vía judicial.

Estas tarjetas, además, no son siempre emitidas por entidades financieras, sino que las pueden gestionar cualquier tipo de empresa desde cadenas de supermercados, hasta aerolíneas. Desde Carrefour, hasta Cetelem, pasando por la ya mencionada emitida por Wizink. El riesgo es que este tipo de producto financiero cobra a los usuarios intereses cercanos al 30%, 10 puntos por encima de lo establecido por el Banco de España.

A partir de ahora, según apuntan en CincoDías, se endurecerán las condiciones para poder acceder a una de estas tarjetas y la banca comenzará a limitar su uso. De hecho, se abre la puerta también a que algunas de estas tarjetas puedan ser canceladas y dejen de ser útiles, aunque no hayan caducado.

A continuación