El Gobierno se plantea prohibir los anuncios en los que se muestre el cuerpo de una mujer

Se considerarán ilícitos los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria.

Libre Mercado

La llamada ley Montero, que pretende convertirse en la Ley de Libertad Sexual, está dando mucho que hablar y eso que, por el momento, es solo un anteproyecto que ha dividido al Gobierno. La ministra de Igualdad, Irene Montero, señaló que esta es una ley que permitirá a las mujeres poder volver solas a casa y borrachas sin temor a sufrir ninguna agresión sexual. Más allá de esas consignas, la norma está dividiendo y aumentando la fractura entre el PSOE y Podemos debido a la radicalidad de varios puntos de este texto.

Uno de esos puntos, que ha pasado más desapercibido, pero que es igual de radical, tiene que ver con la publicidad en la que aparezcan mujeres. En el artículo 10 de la ley se incluye un punto llamado "prevención y sensibilización en el ámbito publicitario". Debajo de ese epígrafe se puede leer que: "se considerará ilícita la publicidad que utilice estereotipos de género que fomenten las violencias sexuales contra las mujeres".

Además, se considerarán ilícitos "los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar". Esto supone que, en la práctica, un anuncio de perfume en el que una mujer salga en ropa interior puede ser censurado, mientras que si sale un hombre en calzoncillos no pasaría nada. Para aprobar esta nueva normativa, el Gobierno pretende cambiar, tal y como señala El Independiente, el artículo 3 de la Ley General de Publicidad 34/1988.

Pero, además, no solo afectará a la publicidad en sí, ya que dará especial relevancia a los mensajes "sexistas" lanzados por medios de comunicación. Para ello, la norma pretende formar a los profesionales de la comunicación para capacitarlos e informar "sobre las violencias sexuales con objetividad, sin estereotipos de género, con pleno respeto a la dignidad de las víctimas y su derecho a la libertad, el honor, la intimidad y la propia imagen".

Casos internacionales

El Reino Unido tiene una ley que va en este mismo sentido, pero con la diferencia que incluyen también a los hombres. La Advertising Standards Authority prohibió anuncios en los que se muestren a hombres y a mujeres en situaciones estereotipadas. La norma, en este caso, iba encaminada a no mostrar un anuncio en el que un hombre no supiera poner un pañal o que una mujer no supiera cambiar la rueda de un coche.

Por su parte, Bélgica prohibió una campaña publicitaria de Calvin Klein en 2016 por banalizar los selfies eróticos. En ese momento, el comité de ética publicitaria de Bélgica señaló que: "Teniendo en cuenta el contexto social actual y la cuestión de la práctica del envío de selfies eróticos entre los jóvenes, consideramos que el anuncio que banaliza de este modo un fenómeno que puede llegar a ser dramático está fuera de lugar", ha dictaminado el grupo de expertos. También en Australia se prohibió un anuncio creado por North Adelaide's Crisp, al considerarse que violó una sección del código de normas de la publicidad, que estable que "deberán tratar el sexo, la sexualidad y la desnudez con sensibilidad a la audiencia correspondiente".

A continuación