Iván Martín: "Salirse de Bolsa es renunciar a la magia del interés compuesto"

El socio fundador de Magallanes, Iván Martín, contó en Tu Dinero Nunca Duerme los secretos del largo plazo y la magia del interés compuesto.

Libre Mercado

"Si uno de nuestros partícipes se hubiera ido de vacaciones en julio y hubiera vuelto ahora en septiembre se hubiera encontrado que tendría un valor liquidativo de su participación mayor. Su inversión habría subido un 1%. Sin embargo, si ese mismo partícipe hubiera estado mirando cada día su participación en agosto habría visto cómo el fondo caía un 5%". De esta forma tan gráfica, Iván Martín, socio fundador y director de inversiones de Magallanes Value Investors, introducía las bondades del largo plazo en la inversión en renta variable.

Uno de los principales enemigos del largo plazo es el "señor mercado" que cada uno de nosotros tenemos y que hace que si nos entra miedo podemos retirar la inversión. Y si "te retiras cuando no debes lo que haces es renunciar a ganancias y hacer que la magia del interés compuesto no funcione", decía Iván Martín.

¿Y qué es la magia del interés compuesto? "Pues que una inversión que te da un 7% anualizado, cada 10 años dobla", explicaba el director de inversiones de Magallanes Value Investors.

¿Más virtudes del largo plazo? Iván Martín daba algunas claves más que explican por qué la renta variable, y más concretamente la Bolsa, son las mejores opciones en el largo plazo: "Hemos observado que la Bolsa en su conjunto en periodos de 10 años no ha dado ningún caso de rentabilidad negativa. Estar invertido un largo tiempo en bolsa redime los errores de inversión", decía.

Por este motivo, Iván Martín insistía en que "estar invertido en Bolsa es una actitud. La actitud de esperar a que tu dinero se convierta en riqueza". Respecto al momento de entrar en bolsa, reflexionaba: "Saber si el momento elegido para entrar en bolsa ha sido el peor o el mejor sólo lo vas a saber después de haber entrado, con lo que lo importante es entrar y mantenerse".

Respecto a su estrategia de Inversión Iván Martín también compartió algunas reflexiones sobre sus decisiones: "Yo pongo en duda todo. Pongo en duda que los coches puedan tener viabilidad y estrujo las hipótesis y luego voy a la evaluación y luego voy al otro lado". Sólo después de ver todas las hipótesis y hacer un análisis sereno de los negocios, las compañías, sus cuentas y los entornos de negocio en los que se mueven, toma su decisión de inversión, buscando compañías con potencial y especialmente castigadas por el mercado.

Uno de esos ejemplos fue "Viscofan, que era un negocio que no conocía casi nadie, es un negocio que no era nada atractivo, ¡hacen envoltorios de salchichas! No era atractivo. Pero el análisis de la compañía y el paso del tiempo hizo que ese valor que le dábamos se reflejara. La primera inversión en Viscofan fue en 2006 y estaba por debajo de 10 euros. Está en 43 o 44 y ha llegado a estar en 60".

¿Riesgo o incertidumbre? Otro de los puntos que quiso aclarar Iván Martín fue el de la diferenciación entre riesgo e incertidumbre: "La inversión en Bolsa no es arriesgada. Tiene incertidumbre, pero no es arriesgada", decía. Y la clave, vuelve a estar en el largo plazo: "En Bolsa, si esperas el horizonte temporal es harto difícil perder dinero en el largo plazo. Si inviertes en una sola acción sí, pero si inviertes en una cartera diversificada, no".

Consejos Value School

Como cada semana, Value School trajo sus consejos vinculados al tema del día. La primera de las recomendaciones es el vídeo "Inversión: ¿Qué podemos aprender del fondo soberano de Noruega?", con la charla que dio en Value School, Marcos Álvarez.

Y la segunda, el libro de Robert G. Hagstrom, Warren buffett.

A continuación