Acerinox pide resolver la "desventaja competitiva" del precio de la luz para la industria

"Si se penaliza a la industria europea, se va a sustituir por otros productos fabricados en países que contaminan más" afirma el consejero delegado.

LM/Agencias

El consejero delegado de Acerinox, Bernardo Velázquez, ha afirmado que no se puede abordar la transición energética "a costa de la industria" y ha pedido al Gobierno solucionar la "clarísima desventaja competitiva" que supone el precio de la electricidad para la industria española frente a sus competidores. En un encuentro con la prensa previo a la junta general de accionistas de la compañía que se celebra este jueves, Velázquez indicó que la industria española está pagando la energía 25 euros por megavatio hora (MWh) más cara que países como Francia y Alemania, lo que supone un incremento del 40% en los costes.

Así, estimó que estos números representan un impacto para Acerinox de unos 30 millones de euros. "Si se penaliza a la industria europea, se va a sustituir por otros productos fabricados en países que contaminan más", dijo. El directivo valoró como positivo el Estatuto para los Consumidores Electrointensivos que prevé aprobar el Gobierno antes de que finalice la legislatura, ya que las subastas de interrumpibilidad son una herramienta que "no estaba funcionando".

Así, consideró que permitirá contar con "un modelo parecido" a países como Francia y Alemania, aunque señaló que es necesario que "se le dote de una partida presupuestaria". Además, indicó que se debe sacar de la factura costes que "no deberían estar". A este respecto, el presidente de Acerinox, Rafael Miranda, consejero delegado de Endesa desde 1997 hasta 2009, defendió que "no se cierren cosas hasta que no penalicen", en referencia a las centrales nucleares, ya que "están ayudando a reducir el coste de la energía".

Por otra parte, Velázquez puso en valor las medidas arancelarias puestas en marcha por Europa desde febrero para salvaguardar a los productores europeos de China y frenar el desvío de exportaciones de acero al mercado europeo a raíz del arancel del 25% al acero impuesto por la Administración estadounidense de Donald Trump, ya que, en su opinión, "han puesto orden". "Mientras tengamos orden de mercado, las importaciones volverán al orden razonable", subrayó el consejero delegado de Acerinox, que subrayó que, "de momento, parece que las medidas están funcionando" y han controlado el volumen de importaciones desde China que habían "invadido" el mercado.

Por su parte, Miranda advirtió del peligro de contagio por la "sensación" de desaceleración que hay en la economía mundial, aunque consideró que los datos de la compañía del primer trimestre ya muestran una mejora respecto a los últimos tres trimestres del año pasado y señaló que será un año "de menos a más".

Junta de accionistas

Acerinox celebra este jueves su junta general ordinaria de accionistas, en la que votará la propuesta de nombramiento de los consejeros dominicales Pablo Gómez Garzón y Mitsuo Ikeda, que reemplazarán a Pedro Ballesteros y Katsushisa Miyakusu. También se someterá a los accionistas la propuesta de reelección de George Donald Johnston y la ratificación de Ignacio Martín, ambos consejeros independientes –este último elegido por cooptación durante 2018–.

De esta manera, se procederá a la amortización de un puesto en el consejo para llevar el número de miembros a catorce, dentro de una política de disminución del número de consejeros para ir acercando al órgano rector de la compañía a cifras más próximas a la media del Ibex 35 y de las compañías internacionales, dijo Miranda. En este sentido, el presidente de Acerinox señaló que el objetivo es ir "poco a poco" reduciendo los miembros del consejo y acompasando la mayor presencia de mujeres, para alcanzar una cuota del 30%, por lo que una cifra "razonable" de consejeros estimó que podría estar en torno a los 12. Los accionistas abordarán además la aprobación, en su caso, de la distribución de un dividendo con cargo a reservas de libre disposición por importe de 0,30 euros por acción, a pagar el próximo día 5 de junio.

A continuación