El paro registra su peor febrero desde la recesión, el empleo se frena y los contratos indefinidos bajan

El paro sube en 3.279 personas, el peor dato desde 2013, mientras que la Seguridad Social suma 69.172 afiliados, su menor alza desde 2016.

M. Llamas

Se confirma la pérdida de dinamismo laboral. El paro acaba de registrar el peor mes de febrero desde 2013, cuando la economía española todavía estaba en recesión, al tiempo que la creación de empleo se frena y la contratación indefinida baja por primera vez a nivel interanual tras 60 meses creciendo, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Trabajo.

El número de parados inscritos en las oficinas del antiguo Inem subió en 3.279 personas en febrero (+0,1%), su peor registro en este mes desde 2013, cuando aumentó en más de 59.000 personas. Tras el repunte de febrero, el volumen total de parados se sitúa en 3.289.040 desempleados.

Dentro de la serie histórica de febrero, que se inicia en 1996, el paro ha subido en once ocasiones y ha bajado en trece. El aumento del pasado febrero contrasta con los descensos experimentados en 2014 (-1.949 desempleados), 2015 (-13.538 parados) 2017 (-9.355 desempleados) y 2018 (-6.280 parados). Entre medias, en 2016, se registró un aumento del desempleo de 2.231 personas, inferior, por tanto, al repunte del pasado mes. En el último año, el paro se ha reducido en 181.208 personas, a un ritmo interanual del 5,2%.

parem001.jpg

Asimismo, una vez eliminado el efecto estacional para poder analizar la evolución del paro en términos homogéneos –con independencia del momento del año–, se observa que el paro bajó en 10.445 personas, pero sigue siendo el peor dato en un mes de febrero desde 2013.

En cuanto al empleo, la Seguridad Social cerró febrero con un aumento medio de 69.172 afiliados (+0,37%), su menor alza en este mes desde 2016, cuando el sistema ganó 63.355 afiliados. En 2017 y 2018, la ocupación se incrementó en 74.080 (+0,42%) y 81.483 (+0,45%) cotizantes, respectivamente, por encima de lo que ha hecho este año. De este modo, el número total de ocupados se situó en 18.888.368 personas, su nivel más alto desde 2008. En valores interanuales, la afiliación creció en 524.958 cotizantes (+2,8%).

parem002.jpg

En términos desestacionalizados, la economía española creó 38.833 empleos, también el nivel más bajo registrado en febrero desde 2016, confirmando así la desaceleración que padece el mercado laboral en los últimos meses.

Sin embargo, el dato más relevante es el descenso de los contratos indefinidos. En febrero, se realizaron 1.571.017 contratos, un 1,6% más que hace un año, de los que 168.607 fueron indefinidos, lo cual supone un descenso del 3,2% interanual, mientras que los temporales han seguido creciendo (+2,2%). Se trata de la primera caída que registra la contratación indefinida tras 60 meses de crecimiento interanual.

Del total de indefinidos firmados en febrero, los contratos a tiempo completo sumaron 103.922, un 1,9% menos, en tanto que los contratos indefinidos a tiempo parcial totalizaron 64.775, con un retroceso interanual del 5,2%.

parem003.jpg

Preocupación por el frenazo laboral

La reacción a estos datos no se ha hecho esperar. Asempleo, la patronal de agencias privadas de empleo, ha afirmado que los registros laborales de febrero han sido "peores de lo esperado" y constatan el "agotamiento" del ritmo de creación de empleo. "Los vientos ya no soplan tan a favor como lo hacían hace justo un año", según el presidente de este entidad, Andreu Cruañas.

Por su parte, Randstad Research ha advertido de que los registros laborales se han desacelerado por segundo mes consecutivo y muestran "señales de debilidad", mientras que el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha destacado el "frenazo" en la creación de empleo.

En concreto, Amor indicó que en febrero se creó menos empleo, menos contratación indefinida, menos autónomos y más paro que en el mismo mes del año pasado. "La subida desproporcionada del salario mínimo interprofesional sigue pasando factura". Los autónomos, a pesar de crecer, lo hacen tres veces menos que hace un año, por lo que pidió al Gobierno que abandone "cualquier intención" de establecer medidas que dañen la creación de empleo y que perjudiquen a autónomos y empresas.

A continuación