NanoCore Biotech: medicamentos inteligentes 'Made in Spain' para luchar contra el cáncer

Una joven extremeña busca reducir los efectos secundarios de los tratamientos: "Queremos dirigir los fármacos únicamente donde está el tumor".

Libre Mercado

Vencer al cáncer, a sus consecuencias, a los efectos secundarios del tratamiento, al sufrimiento de los enfermos... Si tuviéramos que coger un único objetivo para la medicina del siglo XXI, cualquiera de estos se situaría cerca del primer puesto. Y si además hablamos del cáncer infantil y de una terapia para mejorar la calidad de vida de los niños enfermos, todavía nos parecería mejor. Pues bien, una joven investigadora española está decidida a lograrlo y está dando pasos que nos parecerían de ciencia ficción si no fuera porque son muy reales.

Durante los últimos años, se han producido avances muy importantes en la curación de varios tipos de cáncer pero su tratamiento provoca efectos secundarios que hacen más complicada la recuperación. Uno de los grupos más afectados es el de los niños y jóvenes. En ellos, en los niños, es en quiénes pensó Yolanda González una española que comenzó especializándose en el cáncer de hueso infantil y ahora está en una lucha por aumentar la eficacia de los fármacos contra esta enfermedad y reducir sus efectos secundarios.

Yolanda, licenciada en Farmacia y máster en Diseño Galénico y Biofarmacia por la Universidad de Navarra, ha ganado con su iniciativa Nanocore Biotech el primer premio del programa Santander YUZZ "Jóvenes con ideas" que promueve Banco Santander para impulsar y apoyar el espíritu emprendedor universitario con formación y asesoramiento gratuito durante el periodo de desarrollo de los proyectos. Este programa ofrece apoyo y mentoring para jóvenes de 18 a 31 años que quieran desarrollar ideas de negocio de base tecnológica. Además, Yolanda ha logrado con este reconocimiento adquirir los conocimientos y medios que le faltaban en su aproximación al mundo empresarial.

Yolanda, cuya hermana gemela padeció un cáncer con 17 años, es un buen ejemplo de cómo una experiencia de juventud puede marcar el resto de tu vida. El sufrimiento de su hermana, de su familia y de ella misma la animó a tomar una de las decisiones más importantes de su vida: estudiar Farmacia.

- ¿Cómo empezó tu relación con este sector?

- En cuarto de carrera me fui de Erasmus a Francia y allí conocí a un profesor que trabajaba en un laboratorio y que me ofreció quedarme durante un año si sacaba buena nota. Este fue mi objetivo y saqué la mejor nota. Por eso, en el último año de carrera conseguí entrar en este laboratorio y tuve mi primer contacto con la nanomedicina y las células del cáncer, ayudando a una compañera con su tesis.

Al terminar mi estancia, sabía que quería seguir formándome en el mismo campo y me fui a la Universidad de Navarra, que tiene un grupo de investigación en el que se trabaja mucho con cáncer. Leucemia y linfomas infantiles, que era lo que había tenido mi hermana, era en lo que quería especializarme pero es un campo que ya tiene muchos avances. Unos clínicos pedían ayuda en cáncer de hueso infantil y decidí meterme en ese proyecto.

- ¿Este ha sido tu objetivo desde un principio? ¿Ha cambiado a raíz del programa Santander Yuzz?

- Mi objetivo es llegar a la industria y el reconocimiento de Santander Yuzz, en el que nos ofrecían un plan de empresa, fue el empujón que me faltaba. A medida que iba haciendo el plan de empresa me gustaba más y más. Defendí el proyecto desde Inglaterra y posteriormente me comunicaron que había ganado.

- ¿Cómo explicarías tu proyecto? ¿Qué aporta a los tratamientos del cáncer?

- Hoy en día los tratamientos del cáncer se basan en la quimioterapia y en la radioterapia. La quimioterapia consiste en administrar fármacos antitumorales, sobre todo intravenosos. Esos fármacos no son inteligentes y no pueden diferenciar entre las células sanas y las cancerosas. Atacan a todas, como a las del pelo o a las células nerviosas. Estos efectos secundarios agravan mucho lo que es la enfermedad.

Si estos fármacos tuviesen inteligencia podrían evitar las células sanas y centrarse solo en las células cancerosas. Nuestra idea es meter estos fármacos en unos vehículos que sean capaces de dirigirlos únicamente donde está el tumor. Con esto se evitaría que fuesen al pelo o al corazón y de esta forma reducir los efectos secundarios.

- ¿Cómo podría llegar esto al mercado? ¿Se podría aplicar a otros tipos de tratamientos?

- El hecho de dirigir los fármacos hacia las células cancerosas, aumenta la dosis que llega al tumor y mejora la eficacia del tratamiento. Esta sería la base del servicio que pretendemos ofrecer y llevar a cabo. Nanocore Biotech es una empresa que prestaría servicios de encapsulación a farmacéuticas que ya tengan fármacos antitumorales. El objetivo sería contactar con farmacéuticas que no puedan pasar los ensayos clínicos de un tratamiento porque es muy tóxico pero que, al encapsularlo sí podrían seguir con el ensayo.

Esto se puede aplicar a otro tipo de fármacos como moléculas cosméticas o ácido hialurónico, permitiendo que permanezca más tiempo en la piel. También a moléculas de interés veterinario o agroalimentario, como las vitaminas para producir alimentos. La idea es que la línea de estudio principal sea el cáncer. Los otros fármacos darían más rentabilidad a corto plazo que la investigación del cáncer y ayudarían a mantener la empresa.

- La rama farmacéutica, ¿dónde encuentra más financiación?

- Las empresas que hay en Sillicon Valley quieren proyectos que les ofrezcan una rentabilidad más a corto plazo, como las aplicaciones. Mi proyecto no tiene cabida aquí pero en sitios como Boston, sí hay hueco. Tienen un ecosistema que favorece la investigación. Éste es mi siguiente objetivo.

Mi idea final es acabar en España, pero soy consciente que tendré que hacer una primera fase fuera. Después de acabar la tesis doctoral, me iré a Boston como doctora. Ahora estamos buscando un sponsor para ir a Boston, una farmacéutica que nos apoye en esta salida de España. Constituir una empresa fuera de España y luego traerla es más fácil que empezar aquí directamente. Además, allí hay mentores especializados.

A continuación