La quiebra de la naviera Hanjin deja 90 buques abandonados en alta mar

El cargamento de su flota contiene desde ordenadores a ropa, y está valorado en 14.000 millones de dólares.

Libre Mercado

La naviera Hanjin se hunde. La compañía surcoreana ha entrado en quiebra dejando a unos 90 buques navegando sin rumbo el alta mar. La declaración de suspensión de pagos, que llevó a cabo la empresa la semana pasada, ha provocado una situación insólita porque los barcos que se encontraban navegando en ese momento han perdido el acceso a los puertos internacionales.

El miedo de los puertos a que no puedan pagar las tasas portuarias o a que sus cargas sean confiscadas por los acreedores han sumido a la compañía en el caos. La falta de combustible está haciendo mella en su flota.

Los buques, inmovilizados en aguas de todo el mundo, llevan a bordo todo tipo de productos, como ordenadores, juguetes o ropa.Según los cálculos de Reuters, su cargamento está valorado en la friolera de 14.000 millones de dólares.

El pasado viernes, la naviera, que está bajo administración judicial en Corea del Sur, recibió protección judicial estadounidense, y algunos de sus barcos pudieron descargar. Japón, Reino Unido y Singapur también han concedido protección a la naviera.

Hanjin tiene una deuda de más de 4.500 millones de euros y desde el año 2011 vienen registrando pérdidas.

Korean Air Lines, la empresa matriz del Grupo Hanjin, anunció a principios de semana que proporcionaría dinero a la naviera, pero no ha logrado obtener la aprobación del consejo de administración, un nuevo obstáculo para el plan de financiación de la compañía deudora. Los acreedores de Hanjin, liderados por el Banco de Desarrollo de Corea (KDB), anunciaron la semana pasada que no aportarán más fondos al considerar insuficiente su plan propuesto para sanear las finanzas.

Hanjin es una de las diez mayores empresas mundiales de transporte marítimo y realiza envíos a más de 90 puertos principales y 6.000 destinos a nivel internacional, entre ellos Estados Unidos, España y once países latinoamericanos.

A continuación