Cuando ofrecer soluciones para los problemas de la UE tiene premio

Luis Gordillo y su equipo obtienen uno de los galardones de Santander Universidades por su trabajo Constitución Económica Europea.

Libre Mercado

Apostar por la investigación es una tarea obligada para garantizar el futuro de cualquier país próspero. No es extraño, por lo tanto, que la inversión en esta materia se haya convertido en una herramienta fundamental en la carrera por el desarrollo, el crecimiento y la competitividad. Aunque España todavía se mantiene alejada de sus vecinos europeos líderes en innovación, como Alemania, Francia o Países Bajos, son muchos los proyectos que han salido adelante en nuestro país gracias al apoyo tanto del sector público, como del privado.

Banco Santander es una de las entidades más comprometidas y la investigación e innovación son uno de los ejes clave de Banco Santander en su apoyo a la Educación Superior. Así, a través de Santander Universidades, el grupo destina cada año más de 24 millones de euros a la financiación de equipos de investigación sobre cáncer, células madre, biomateriales, protección de especies amenazadas, innovación y transformación digital o protección de los Derechos Humanos.

El estudio

Los Premios a la Investigación que ofrece Banco Santander anualmente junto con la Universidad de Deusto son unos galardones de reconocido prestigio en este campo. En 2015, Luis Gordillo y su equipo resultaron ganadores de la convocatoria y recibieron una recompensa de 7.000 euros. Su trabajo se centró en la Constitución Económica Europea y en el estudio de los diversos elementos que la integran: mercado interior, política de competencia o la unión económica y monetaria.

Gordillo, un profesor de 35 años, celebra la obtención de este premio en declaraciones a Libre Mercado. "Al no tratarse de ciencias experimentales es mucho más complicado obtener algún tipo de financiación", asegura. "Más del 80% de las ayudas públicas van dirigidas a este tipo de investigaciones y en las ciencias jurídicas y sociales lo tenemos bastante más difícil", añade.

El experto reivindica la importancia de la investigación en su campo ya que "el derecho es una forma de organizar la sociedad. Estudiando estos campos se identifican los problemas y se puede ayudar a las personas".

Su estudio profundiza en las tensiones que se han producido en el Viejo Continente derivadas de la compleja gobernanza de la Unión Económica y Monetaria, la falta de una auténtica armonización fiscal y la posición de la UE como actor económico internacional. Y ello sin olvidar el momento actual en que se habla de fuerzas centrípetas que devolverían competencias a los Estados miembros.

El principal problema de la UE para Gordillo es que "no existe ningún Gobierno económico", por lo que cree que las economías de los "diferentes países deberían sincronizarse". Europa "debe dar un paso hacia delante o hacia atrás, es decir, o centraliza competencias o desparece", explica.

El trabajo también analiza el problema de la aplicabilidad judicial de la Constitución Económica Europea en el seno del Tribunal de Justicia de la Unión en un contexto de inestabilidad normativa. Gordillo utilizará los 7.000 euros del premio "para seguir investigando". A su equipo, ese destino "nos hace más ilusión que si fuera una nómina para nuestros bolsillos".

Más inversión en investigación

Dentro de la inversión en investigación que realiza desde hace años Banco Santander, destacan algunos programas tecnológicos dedicados a la biomedicina que desarrolla junto a 12 de las principales instituciones de investigación biomédica de España y la Fundación Botín.

Otra iniciativa reseñable es el programa de Becas Iberoamérica Santander Universidades para Jóvenes Profesores e Investigadores, que ofrece 1.000 becas en cada edición para favorecer la movilidad internacional de científicos y docentes de España, Portugal y América Latina. También respalda la actividad de más de 70 cátedras de excelencia en colaboración con distintas universidades para investigar en innovación tecnológica, transformación digital, Empresa Familiar, Psiquiatría y Salud, Astronomía, Derechos Humanos o Medio Ambiente.

Otras formas de incentivar la investigación también son a través del respaldo económico a parques científicos y tecnológicos universitarios, además de la celebración de premios a la investigación en distintos centros y países.

A continuación