Así se han convertido 629 personas en propietarios del primer edificio financiado por crowdfunding en España

Con aportaciones que van desde los 50 euros es fácil invertir en el sector inmobiliario usando el método del crowdfunding.  

Libre Mercado

Sólo 11 días ha necesitado un grupo de pequeños inversores españoles para reunir los 748.000 euros necesarios para comprar un edificio de viviendas en Madrid. En total, han sido 629 personas las que se han hecho con este bloque situado en el distrito de Tetuán a través de la plataforma Housers.

La adquisición se ha realizado a través de crowdfunding, un método también conocido como financiación en masa. Cada inversor realiza la aportación que desee desde 50 euros y se convierte en dueño de una parte del bien que desean comprar. Después, recibirá una rentabilidad proporcional a su cantidad aportada. Es la primera vez que en España se realiza un operación de esta envergadura.

El bloque está ubicado entre el barrio del Pilar y el Paseo de la Castellana, por lo que el emplazamiento lo convierte en una inversión con un altísimo potencial inmobiliario.

housres-tetuan.jpg

5 viviendas y 3 lofts

El dinero conseguido se utilizará para comprar el terreno y demoler la pequeña edificación existente para después construir un edificio residencial nuevo con 5 viviendas y 3 lofts dúplex.Además, Housers solicitará una hipoteca de 292.800 euros para crear, este otros aspectos, un colchón para gastos imprevistos.

El objetivo de la operación es poner las viviendas a la venta desde el momento en el que se empiecen a llevar a cabo las obras para que inversores obtengan la máxima rentabilidad.

Housers se encarga de la gestión de la compra, de la posterior venta y del reparto de dividendos entre los ahorradores. La compañía española sólo cobra por sus servicios si los compradores obtienen una rentabilidad en sus inversiones inmobiliarias, y lo hace a través de un porcentaje de ese beneficio.

Pero si los inversores también son lectores de Libertad Digital y Libre Mercado, obtendrán un descuento del 25% en la comisión de Housers. Para ello solo tienen que usar el código LIBREMERCADO en el momento de darse de alta.

El plazo máximo para finalizar las obras y poner a la venta los pisos es de 30 meses, pero debido a la falta de stock de vivienda nueva en esta zona de Madrid, desde la compañía están convencidos de que la comercialización de los inmuebles tendrá lugar mucho antes de lo previsto.

El objetivo de venta de las viviendas es de 1.242.072 euros, por lo que la rentabilidad bruta prevista para los inversores es del 46%, y del 27,9% en términos netos. Así, a través de esta nueva alternativa de inversión, cualquier persona se puede convertirse en promotor inmobiliario a un sólo clic, sin salir de casa y aportando la cuantía que considere oportuna.

A continuación