La concesión de hipotecas y la demanda extranjera impulsan la venta de viviendas

La venta de viviendas registrará un crecimiento de dos dígitos en 2015.

Javier G. Echegaray

Las compraventas de viviendas registraron el pasado noviembre un incremento del 13,7% interanual, según los datos publicados el martes por el INE.

Con la tendencia actual, el crecimiento anual de 2015 alcanzará, previsiblemente, el doble dígito (un +11%), muy superior al de 2014 (+2%) y confirmando así la mejora del mercado inmobiliario tras los descensos de los tres años anteriores.

Los datos corregidos de efecto estacional, que permiten observar mejor la tendencia de una serie algo errática, muestran que a lo largo del año las compraventas han ido a más, desde unas 27.000 viviendas por mes en el inicio de 2015 hasta unas 30.000 a finales de año. Pese a ello, el nivel actual es menos de la mitad del registrado antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando se situaba en un promedio de 70.000 viviendas por mes.

En el siguiente gráfico también se incluyen los datos del Colegio General del Notariado, fuente de información del INE que publica su estadística con un retardo de aproximadamente dos meses sobre el Colegio.

Sobre esta mejora destacan dos circunstancias:

Por un lado, la mejora del acceso a la financiación hipotecaria de los hogares. El volumen de concesión de nuevas hipotecas por mes y corregido de estacionalidad ha pasado de menos de 2.000 millones de euros en 2013 a superar los 3.500 millones en los últimos tres meses.

En el siguiente gráfico se puede observar la sensibilidad del mercado a cambios en la fiscalidad de la vivienda. Así, por ejemplo, las compraventas repuntaron extraordinariamente justo antes del final de la desgravación fiscal de enero de 2011 o de las subidas del IVA por la compra de vivienda de julio de 2010 y de enero de 2013.

Por otro lado, la creciente demanda de no residentes en España ha funcionado como catalizador del mercado, iniciando su recuperación antes y con una recuperación en su demanda superior a la del residente nacional. Actualmente, un 17% de las operaciones de compraventa de vivienda son realizadas por extranjeros no residentes.

En definitiva, el mercado de la vivienda confirma su recuperación en 2015. Si continúa la mejora en el acceso a la hipoteca con bajos tipos de interés y se mantiene la creación de empleo, dicha tendencia de mejora podría tener continuidad en 2016.

A continuación