Londres destrona a Silicon Valley en empleos tecnológicos

París, Berlín, Rusia, Reino Unido... La disputa por ser el hub tecnológico europeo se decidirá en la próxima década.

S.Orduña

La carrera por ser el hub tecnológico mundial ha dado el pistoletazo de salida. Los aspirantes a destronar a la mítica Silicon Valley se han puesto manos a la obra. Entre los aspirantes destacan plazas como la moscovita Skólkovo Center, la española MálagaValley o la Silicon Roundabout londinense. De las tres, es ésta última quien está llevando la iniciativa para recoger el relevo dejado por el Santo Jobs, fundador de Apple.

La apuesta inglesa es firme. Vaticinan un crecimiento anual del 5,1% del PIB gracias a una inversión de 15.000 millones de euros, que generará 46.000 nuevos empleos relacionados con el sector de las nuevas tecnologías.

"Nuestra ciudad fue la cuna de la revolución industrial y, aunque estamos aún en plena adolescencia, podemos jugar el mismo papel en el siglo XXI", declaró Boris Johnson, alcalde de Londres, durante el lanzamiento del encuentro London Technology Week. Sus palabras no pueden considerarse menores a tenor de los datos actuales.

El estudio elaborado por Jonathan Liebenau, de London School of Economics, y por el doctor Michael Mandel, de la consultora South Mountain Economics, estiman que el hub londinense, que incluye al sur de Inglaterra -más Oxford y Cambridge-, emplea ya a 744.000 personas en el ámbito de las nuevas tecnologías, frente a las 692.000 de Silicon Valley. Atendiendo al crecimiento obtenido por la plaza londinense en los últimos años, destaca que en el periodo 2009-2013 creció cuatro veces más que en el periodo 2005-2009.

"Aunque aún no tenemos los grandes nombres ni las aplicaciones prodigiosas que puedan rivalizar con los gigantes de California, estamos creando las condiciones para atraer el capital y a mentes ingeniosas del mundo", defendió Boris Johnson.

Como ventaja, Londres puede combinar una perfecta financiación e inyección de capital a las startups de la tecnología, al tener la industria financiera tecnológica más poderosa de todo el orbe, en la famosa City londinense, que posee un régimen fiscal propio dentro de la propia capital.

Muestra de este atractivo a la hora de obtener financiación, son las recientes migraciones empresariales de grandes empresas tecnológicas que ven en el exponente inglés una buena plataforma de futuro como invernadero de nuevas tecnologías. En concreto, el pasado año, 90 empresas tecnológicas extranjeras se asentaron en Londres, más de la mitad estadounidenses. Cabe destacar Google, que invertirá 1.200 millones de euros en su nueva sede en el barrio de King´s Cross.

El exponente español

Ante tal competencia, Málaga Valley, lejos de achantarse, camina con paso decidido para ocupar un nicho de mercado descuidado hasta el momento en el mundo de las startups y nuevas tecnologías. En la pasada Reunión de Presidentes del Club Málaga Valley, que contó con representantes de 200 empresas, el sector de la seguridad pudo ver en Málaga lugar idóneo para su futuro hub tecnológico europeo.

El fundador y CEO de WISeKey -empresa de seguridad suiza-, Carlos Moreira, destaca Málaga por ser una plaza "bien posicionada a nivel geográfico, con apertura al mar y unión por tanto con Canarias y desde allí con el resto, por lo que podría convertirse en el hub del futuro".

Y es que para Moreira "la competición no es con París o Londres, sino con otras nuevas ciudades que están geopolítica y geográficamente localizadas en distancias que permiten nuevas conexiones de cables", con lo que nuestra unión cultural con Iberoamérica nos da cierta ventaja con respecto a nuestros homólogos europeos.

Por su parte, el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, también presente en el encuentro de Málaga Valley del pasado abril, quiso recordar la importancia de la ciberseguridad "al ser cada vez más dependiente la sociedad de las comunicaciones a través de la Red". El sector de al ciberseguridad mueve 36.000 millones de dólares cada año, con un crecimiento anual de entre un 15% y un 20%.

Asimismo, Málaga Valley está siendo ahora nodo para nuevas tecnologías enfocadas a la Alta Velocidad Ferroviaria, así como de Smart Cities. En total, el mapa empresarial del sector de las tecnologías del hub andaluz cuenta el presente año con 117 empresas.

Proyecto ruso

Con el ánimo de no quedarse aislada por proyectos tecnológicos de ciudades centroeuropeas como París o Berlín, Skólkovo Center trata de establecer alianzas con hubs periféricos del continente, como el exponente español.

El propio embajador de la Federación de Rusia, Yuri P. Korchagin, presente en la pasada Reunión de Presidentes del Club Málaga Valley, lanzó una invitación explicita a Málaga para unir fuerzas e impulsar intereses comunes.

Analistas internacionales, como Bloomberg o la escuela de negocios Insead ya están respaldando a Rusia como plaza de gran intensidad de inversión en I+D. Además, gracias a la consideración de zona económica especial -con ventajas fiscales- establecida por el Gobierno ruso, se espera que en los próximos años Skólkovo dé espacio a más de 850 empresas tecnológicas, además de a las grandes firmas internacionales como Mircrosoft, Intel, Siemens o Samsung.

En total, este joven hub tecnológico recibirá una inversión de 3.109 millones de euros del presupuesto estatal ruso hasta 2020, con lo que la alianza estratégica con Málaga será trascendental para que ambas plazas destaquen frente a otras ciudades centroeuropeas.

A continuación