La NBA se viste de luto en una trágica jornada marcada por la muerte de Kobe Bryant

En los ocho partidos disputados en el Super Sunday se realizó un emotivo homenaje al mítico exjugador de los Lakers.

Libertad Digital

El llamado Super Sunday de la NBA ha estado marcado por la muerte en accidente de helicóptero del exjugador de Los Angeles Lakers Kobe Bryant, lo que hizo que los 16 equipos que han jugado en los ocho partidos disputados este domingo rindieran un sentido homenaje a la Mamba Negra.

Los San Antonio Spurs y los Toronto Raptors comenzaron el partido aguantando el balón durante 24 segundos, sin realizar ataque alguno, en recuerdo del mítico 24 que Bryant vistió la mitad de sus 20 años de carrera con los Lakers.

Los jugadores de ambos equipos, que se enteraron de la muerte de Bryant poco antes del comienzo del partido, admitieron a su conclusión que su pensamiento siempre estuvo en la tragedia ocurrida por la mañana en la localidad de Calabasas (California), a unos 45 kilómetros al norte de la ciudad de Los Ángeles.

Las lágrimas de Duncan, Chandler, Rivers, Irving...

El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, siempre mostró públicamente su aprecio y respeto por Bryant, y esa admiración fue evidente cuando la organización ofreció un vídeo tributo durante la última aparición de la leyenda de los Lakers en San Antonio.

Los Spurs guardaron un momento de silencio antes del partido. Los entrenadores asistentes de los Spurs, Becky Hammon y Tim Duncan, y el base Lonnie Walker IV estaban emocionados. Hammon y Walker se limpiaron las lágrimas y Duncan se tapó la cara con las manos.

Los equipos no disputaron el inicio del partido. En cambio, el base de los Raptors, Fred VanVleet, mantuvo el balón sin pasarlo durante 24 segundos. Acto seguido, el también base Dejounte Murray, de los Spurs, hizo lo mismo y los aficionados del equipo de San Antonio dieron una gran ovación al grito de "¡Kobe! ¡Kobe!".

Los Trail Blazers honraron a Bryant con 24 segundos de silencio antes del partido y, de igual forma, agotaron la posesión de 24 segundos al comienzo. Acto seguido, los Indiana Pacers tardaron 8 segundos en reanudar el juego, en honor del otro números que portó Kobe en Los Lakers.

Otro base, Trae Young, firmó doble-doble de 45 puntos y 14 asistencias rebotes para los Atlanta Hawks, que ganaron por 152-133 a los Washington Wizards. Young levantó la vista hacia el techo del campo varias veces para honrar a Bryant, su estrella favorita de la NBA, y además usó una camiseta con el número 8 durante los primeros segundos del partido para luego superar los 40 puntos por octava vez esta temporada.

El alero Kawhi Leonard también logró un doble-doble de 31 puntos y 14 rebotes y Los Angeles Clippers superaron por 97-112 a los Orlando Magic, a los que han ganado por decimotercera vez consecutiva. El entrenador de los Clippers, Doc Rivers, tuvo una encendida alabanza de la figura de Bryant ante los periodistas mientras no podía evitar las lágrimas de la tristeza al conocer su muerte y la de su hija Gianna.

El ala-pívot Julius Randle hizo un doble-doble de 22 puntos y 15 rebotes con los Knicks de Nueva York, que derrotaron por 110-97 a unos Brooklyn Nets que no tuvieron al base Kyrie Irving, quien al conocer la muerte de Bryant se retiró del campo antes del partido. Mientras que en el cartel publicitario del legendario Madison Square Garden estaba puesta la figura de Bryant. El campo de los Knicks siempre fue uno de los escenarios preferidos de la Mamba, que tiene el récord anotador en esa cancha con 61 puntos en el año 2009. Bryant también disputó su primer All Star allí en 1998, cuando, otro legendario como Michael Jordan hizo su última aparición como miembro de los Chicago Bulls.

El partido disputado en el Pepsi Center de Denver, con victoria de los Nuggets por 117-110 frente a los Houston Rockets, fue el primero que se vio ensombrecido por la muerte de Bryant. Antes del comienzo se proyectó un vídeo resaltando la figura del legendario exjugador y se guardó un minuto de silencio.

El base novato Ja Morant logró 23 puntos para los Memphis Grizzlies, que han ganado por 114-109 a los Phoenix Suns y consiguieron su segunda victoria consecutiva. Ambos equipos también agotaron la posesión durante 24 segundos para homenajear a Bryant.

Mientras tanto, cientos de seguidores de los Lakers y de Kobe Bryant, se concentraban este domingo a la afueras del Staples Center, testigo de algunas de las mejores actuaciones de la Mamba Negra.

El Staples Center, casa de los Lakers, para quienes jugó Bryant durante los 20 años de toda su carrera profesional, estaba siendo custodiado por agentes de la Policía de Los Ángeles, sólo como medida de seguridad. Afuera de las instalaciones los aficionados instalaron altares en memoria del jugador y de su hija Gianna, de 13 años y también fallecida en el accidente de helicóptero, a la que Kobe estaba preparando personalmente por la gran pasión que tenía por el baloncesto.

A continuación