Se incendia el autobús de la selección valenciana de balonmano cuando viajaba con 30 niños

No hay heridos entre los jóvenes que se desplazaban de Alicante a Valencia. El autobús se incendió por culpa de un fallo mecánico.

Libertad Digital

Unos treinta jugadores de balonmano de 13 a 16 años que viajaban en un autobús de Alicante en dirección a Valencia por la autopista AP-7 han resultado ilesos en un aparatoso incendio sufrido a causa de una avería mecánica.

Los pasajeros son jóvenes promesas del balonmano alicantino de ambos sexos de las categorías infantil (13 y 14 años) y cadete (15 y 16) que viajaban a la ciudad de Valencia para un entrenamiento de la selección autonómica de la Comunidad.

"Ha sido un susto" sin más consecuencias, han informado a Efe fuentes próximas a los viajeros, que han sido transbordados en otro autobús y que, sin más incidencias, ya han llegado a la ciudad valenciana para continuar con la sesión preparatoria prevista por la federación valenciana de balonmano.

El Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Alicante y la Guardia Civil de Tráfico han señalado que el percance ha ocurrido minutos después de las 8 horas en la AP-7 a la altura de la salida 63, en el término municipal de Senija (Alicante).

El fuego se originó en el sistema de frenos y las llamas se extendieron rápidamente por todo el autobús, lo que incluso provocó varias explosiones y una densa humareda. Todas las fuentes han insistido en que los viajeros tuvieron tiempo de salir a tiempo del autobús, por su propio pie y sin que hubiera ni atrapados ni heridos.

Poco después llegó otra unidad para el transbordo y continuar el trayecto hasta Valencia, mientras que a las 8:42 horas el fuego fue dado por sofocado por los bomberos llegados de los parques de Dénia y Benissa.

A continuación