El Real Madrid busca nuevo destino a Take Kubo ante la falta de minutos en el Villarreal

El japonés, que sólo ha jugado 608 minutos con la camiseta amarilla, podría cambiar de equipo en el mercado de invierno. El Getafe, tras sus pasos.

Libertad Digital

Malestar en el Real Madrid con el Villarreal —y en concreto con su entrenador, Unai Emery— por la falta de oportunidades que está teniendo Takefusa Kubo con el club castellonense esta temporada. El joven jugador japonés se marchó cedido al submarino amarillo el pasado verano, después de realizar una gran campaña con el RCD Mallorca, pero lo cierto es que apenas cuenta para Emery.

Y es que Kubo, de 19 años, sólo ha disputado este curso 608 minutos entre LaLiga (233) y la Europa League (375) repartidos en 17 partidos (12 de la competición doméstica y cinco de la continental), en los que ha marcado un gol y ha dado tres asistencias.

Según informa el diario Marca, el pasado 21 de noviembre, durante el partido liguero entre el Villarreal y el Real Madrid en el estadio de La Cerámica (1-1), directivos del club blanco charlaron con Take Kubo para hacerle ver lo importante que es para el futuro del Real Madrid y para tranquilizarle a la espera de esa continuidad que no termina de llegar. En esa charla se hablaron de posibles soluciones, pero se dieron de margen hasta enero para cuántos minutos iba a disputar el nipón en el conjunto de La Plana.

El malestar del Madrid con el Villarreal es patente, pero tampoco quieren tener problema alguno con la entidad presidida por Fernando Roig. Kubo tiene contrato con el submarino amarillo hasta el 30 de junio de 2021, pero en el Madrid no quieren que el japonés se quede estancado en lo que resta de temporada, por lo que espera llegar a algún acuerdo amistoso con los castellonenses para facilitar la salida del jugador a otro club en el mercado de invierno.

Y ahí es donde aparece el Getafe. El club azulón, que guarda magníficas relaciones con el Real Madrid —de hecho, el presidente de la entidad del sur de Madrid, Ángel Torres, es reconocido seguidor blanco—, pretende hacerse con los servicios de Kubo si se le presentara la oportunidad.

En caso de abandonar Kubo el Villarreal en enero y cambiar de equipo, no sería la primera vez que una cesión del Real Madrid cambia de rumbo en plena temporada, pues ya ha ocurrido con el guardameta ucraniano Andriy Lunin (del Valladolid al Oviedo) y el defensa Jorge De Frutos (del Valladolid al Rayo Vallecano).

A continuación