El barcelonismo reacciona al adiós de Messi: Jordi Farré presenta una moción de censura contra Bartomeu

El precandidato Jordi Farré inicia los trámites para activar una moción de censura contra la Junta Directiva presidida por Bartomeu.

Libertad Digital

Jordi Farré, precandidato a la presidencia del FC Barcelona, ha acudido este miércoles por la mañana a las oficinas del club para iniciar los trámites para activar una moción de censura contra la Junta Directiva presidida por Josep María Bartomeu, después de que Leo Messi comunicase oficialmente, vía burofax, su intención de abandonar la entidad azulgrana.

"Como dije ayer, acabo de presentar escrito para colicitar el voto de censura contra Josep Maria Bartomeu y toda su junta, no pueden estar ni un minuto más al frente del club. Es hora de hechos y no de palabras. #votcensura2020", escribía un Farré que en su cuenta de Twitter se define como "independentista".

Una iniciativa que parte de la oposición culé, como el grupo Manifest Blaugrana, ha criticado al no hacerse de manera coordinada. Este martes por la noche, la asociación Manifest Blaugrana, creada en el año 2014 y que después de la humillación sufrida ante el Bayern de Múnich ya pidió la dimisión del presidente Bartomeu así como un adelanto electoral, anunció su intención de apoyar una moción de censura contra la junta directiva de Josep María Bartomeu, como la que el grupo de socios El Cor Blaugrana estaba preparando, si no "reconduce la situación de Messi y asegura su continuidad para, como mínimo, completar la temporada 2020-2021" y "dimite de manera inmediata para dar paso a una Comisión Gestora que convoque elecciones lo antes posible" a la presidencia del Barcelona.

Otros precandidatos saltaron este martes para reclamar la dimisión del presidente azulgrana, tras estallar el caso Messi, como es el caso de Víctor Font o Joan Laporta.

Cabe recordar que cualquier moción de censura necesitará reunir como mínimo el apoyo del 15% del censo electoral del club (en 2013 la Asamblea de Compromisarios aprobó que se incrementara el porcentaje del 5 al 15%); es decir, 16.570 firmas para que salga adelante. Según los Estatutos del club, existen 14 días hábiles a partir del día siguiente a la recogida de las papeletas. Desde 2018, cuando la Asamblea de Compromisarios lo aprobó, los sábados cuentan como días hábiles.

En caso de que la plataforma superara ese 15% requerido el club debería celebrar un referéndum que tan solo comportaría la destitución de la actual junta directiva si así lo quisieran, por lo menos, el 66,6% de los votantes. Además, los estatutos del club especifican que, en caso de no llegar al apoyo necesario, no se puede plantear "una nueva moción de censura por los mismos motivos hasta transcurrido un año a contar desde la realización de la votación".

La última moción de censura en el Barcelona fue la que impulsaron Agustí Benedito, dos veces candidato a la presidencia del club y precandidato para los próximos comicios, y su mano derecha, Lluís Geli. Fue en el verano de 2017, aunque entonces su intento no llegó a buen puerto porque sólo recabaron 12.504 de las 16.570 firmas necesarias.

A continuación