Eden Hazard, más fino que nunca: Zidane y el Real Madrid se frotan las manos ante su regreso

Más de dos meses después de lesionarse, el belga ha vuelto a ejercitarse con el grupo, aunque su regreso aún debe esperar.

Libertad Digital

Apenas unas horas después de golear al Zaragoza en La Romareda para sellar su pase a cuartos de final de la Copa del Rey (0-4), el Real Madrid cambia el chip y ya piensa en la visita que el Atlético rendirá el sábado al Santiago Bernabéu. Los blancos ya han comenzado a preparar el derbi madrileño y lo han hecho con la novedad de Eden Hazard ejercitándose con el grupo.

El crack belga lleva más de dos meses fuera de combate, tras lesionarse el pasado 26 de noviembre en el partido de la Champions que los blancos disputaron contra el París Saint-Germain en el Bernabéu (2-2). El 10 madridista abandonó el terreno de juego cojeando, después de la dura entrada que le hizo su compatriota Thomas Meunier, y, como contó Libertad Digital en una información de Sergio Valentín, necesitó siete pruebas radiológicas para saber que tenía una microfisura en el tobillo derecho, exactamente de tres milímetros de longitud.

Desde entonces, su evolución ha sido favorable, pero más lenta de lo previsto. Los plazos de recuperación se han ido alargando, pero por fin este jueves, a 48 horas del derbi ante los rojiblancos, a Hazard se le ha visto muy integrado con el grupo sobre el césped de Valdebebas y, además, luciendo una esbelta figura. Probablemente, más delgado que nunca desde que aterrizó en el Santiago Bernabéu el pasado 13 de junio, el día de su presentación con la camiseta blanca. Según ha informado el club, el futbolista pudo completar todo el entrenamiento y disputar el partidillo en reducidas dimensiones que se llevó a cabo.

Y es que en los cuerpos técnicos y médico del Real Madrid había cierta preocupación con el crack de La Louviere al tratarse de un jugador con tendencia al sobrepeso. Hace quince días, en una entrevista al diario Marca, el 10 blanco reconoció que cogió unos cinco kilos de más durante las vacaciones de verano, aunque los perdió en sólo diez días. "Es verdad, no mentiré. Si estoy de vacaciones, estoy de vacaciones. Cogí cinco kilos en verano. Soy de los que cogen peso rápido y también lo pierdo rápido. En el Lille, con 18 años, pesaba 72 o 73 kilos y al ganar músculo pasé a 75. Y en un mal día, 77. En verano subí a 80 kilos pero lo perdí en diez días", admitió.

Lo cierto es que ahora, en su intento de volver a ser el jugador que al fin se había ganado a la afición blanca antes de que lo lesionaran, Hazard está más delgado que nunca y en el entrenamiento de este jueves en Valdebebas ha quedado demostrado. Otra cosa será ver si coge rápido el ritmo y la calidad que tiene para dar y regalar también le acompaña durante los partidos. Eso sí, el regreso de Eden Hazard aún debe esperar. El cuerpo técnico que encabeza Zinedine Zidane cree que aún es pronto para que el belga regrese en un partido de la máxima intensidad y exigencia como es el derbi ante el Atlético.

De esta forma, Hazard ha protagonizado la nota positiva en una sesión marcada también por la ausencia de los lesionados Marco Asensio y Mariano Díaz, mientras que los jugadores que fueron titulares en La Romareda han tenido sesión de recuperación y los que fueron suplentes más los no convocados, como es el caso del galés Gareth Bale, se ejercitaron con más intensidad con balón.

A continuación