El Barcelona se aleja del título de Liga en el campo del antepenúltimo

El Valladolid se llevó tres puntos que pueden suponer la permanencia en Primera tras un gran partido ante un rival descolocado y sin pegada.

Laura Galdeano

El Barcelona se ha dejado tres puntos claves en el estadio del antepenúltimo de la tabla. Un sólido Valladolid ha conseguido una merecida victoria por 1-0 -gracias al gol del italiano Fausto Rossi-, que les saca de forma momentánea del descenso y pone en una situación bastante incómoda a Martino.

Este encuentro se planteaba como un nuevo test para el Tata, al que ya le están buscando sustituto. Tras la pitada que sufrió en el Camp Nou ante el Almería (4-1), este sábado dejó las rotaciones de lado. Tan sólo dio descanso a Jordi Alba, apostando por Adriano en el lateral izquierdo. Andrés Iniesta fue la ausencia más destacada. No viajó a la capital pucelana porque el futbolista manchego y su mujer han perdido el hijo que esperaban.

El Valladolid llegaba a este choque en una apurada situación en la tabla, con solo cuatro partidos ganados en toda la temporada. Su esperanza era mirar los números del Barça fuera de casa, donde ya se han dejado catorce puntos.

En una sobremesa muy soleada y unos veinte grados de temperatura, el partido comenzó cómodo para los locales. Juan Ignacio Martínez apostó por adelantar la línea defensiva y reforzar el centro del campo, un planteamiento que deshizo al Barcelona, que deambulaba por el césped sin un objetivo claro.

Tras varias llegadas consecutivas de los locales, y un sólo tiro lejano de Messi, el conjunto pucelano dio su estacada. Después de una llegada por la banda izquierda, Rossi se hace con un rechace en el área y estrella el balón en la red. El marcador mostraba el minuto 17 y ya no volvería a moverse.

Un Barça desordenado

Zorrilla se venía abajo. Los cánticos se hacían cada vez más fuertes, sobre todo ante el empuje de los suyos, que dominaban en el marcador y en el césped. Pasaban los minutos y el Barcelona seguía sin encontrarse en el campo. Perdía los duelos individuales en la medular, no imprimía presión sobre el rival y las recuperaciones de balón eran contadas. Solo despertó de la siesta al borde del descanso, pero sin terminar de carburar. Se fueron a vestuarios sin haber disparado a puerta ni una sola vez desde dentro del área.

La actitud del Barça fue radicalmente distinta tras la reanudación, aunque el subidón les duró unos veinte minutos. Tras una decena de acciones encadenadas en la portería de Mariño, el Barcelona bajó de nuevo el ritmo y volvió al desorden. Neymar, poco participativo, Messi y Cesc, tuvieron en sus botas las mejores oportunidades.

El Valladolid aguantó la embestida, respiró, se recompuso y volvió a la carga. Óscar rozó el segundo gol del partido con un disparo desde el corazón del área, pero mandó el esférico por encima del travesaño. Con el paso de los minutos, los de Juan Ignacio Martínez fueron dando señas de cansancio y se fueron replegando en su área a la espera de un contraataque efectivo.

Pudieron dormir líderes este sábado, pero el Barça desaprovechó la oportunidad. Malas sensaciones de los azulgranas, que tratarán de dejar atrás el miércoles, en el partido de vuelta de los octavos de final contra el Manchester City. El Valladolid ha servido en bandeja media Liga al Real Madrid, rival de los azulgranas dentro de dos fines de semanas.

Ficha técnica:

Real Valladolid, 1: Mariño; Rukavina, Valiente (Sastre, min.57), Mitrovic, Peña, Rueda; Bergdich (Rama, min.70), Alvaro Rubio, Rossi; Manucho (Óscar, min. 65) y Javi Guerra
Barcelona, 0: Valdés; Alves, Piqué (Sergi Roberto, min.70), Mascherano, Adriano; Xavi, Busquets, Fábregas (Alexis, min.60); Pedro, Messi y Neymar (Tello, min.72)

Gol: 1-0, min.17: Rossi
Arbitro: Hernández Hernández (c. canario). Mostró tarjeta amarilla a los locales Bergdich (min. 46), Rossi (min.51), Peña (min.74), Rubio (min.81), Sastre (min.90) y al visitante Piqué (min.65)
Incidencias: partido correspondiente a la vigésima séptima jornada de la liga BBVA disputado en el estadio José Zorrilla ante 22.921 personas

A continuación