Julio Velázquez: "Lo que más busco en un proyecto es que sea creíble"

Libertad Digital habla en exclusiva con el exentrenador de Villarreal, Murcia, Betis, Alcorcón y Udinese, entre otros.

David Vinuesa / Dani Blanco

Libertad Digital sigue con su serial de entrevistas a entrenadores tras las realizadas a Pacheta, Paco Jémez, Asier Garitano, Irene Ferreras y Míchel González. Ahora en nuestro sexto episodio contamos con el técnico salmantino, Julio Velázquez, que pasó por Poli Ejido, Real Murcia, Villarreal, Betis, Os Belenenses, Alcorcón, Udinese y Vitoria de Setúbal

Julio Velázquez con solo 39 años suma experiencias en España, Italia y Portugal. El técnico salmantino charla con Libertad Digital para hablar de metodología, procesos, entrenamientos, sistemas y todo lo relacionado con la pasión que ocupa su vida, el fútbol.

P: ¿Cómo se prepara semana a semana para ver partidos y qué ligas observa?

R: En mi día a día y fuera de esta pandemia soy una persona que disfruta mucho viajando para ver fútbol en directo, pero a día de hoy obviamente no es posible. Lo que hago ahora es ver fútbol en televisión el fin de semana con partidos en directo, sobre todo de España, tanto Primera como Segunda. Lo mismo con Italia, Inglaterra, Francia, Alemania y Portugal. Sobre todo veo estas ligas durante el fin de semana. Ya entre semana intento seguir la primera de Bélgica, Holanda, Brasil y México. Estas son las ligas que más trato. También aprovecho para ver fútbol argentino y veo resúmenes de todo lo que puedo tanto de Europa como de Sudamérica o Asia. Intento estar al tanto de todo. El fin de semana intento ver cuatro partidos al día y durante la semana me organizo para ver tres al día y seguir evolucionando con idiomas, conversaciones con gente de fútbol, lectura etc. Y por supuesto dedicar tiempo a mi mujer y a mi familia.

P: ¿Qué debe tener un proyecto para que pueda convencerte como entrenador?

R: El mundo del fútbol es muy complejo y hay una gran competencia. Por esa razón lo que más miro es que sea un proyecto creíble. Quiero que la dirección y la propiedad vayan de verdad en busca de construir algo desde el día a día y desde el proceso. A partir de ahí busco una estructura que le dé sentido al trabajo que vamos a realizar. Hay que estar abierto, tanto a entrenar en España como fuera, y yo lo estoy. Me gusta la idea de entrenar fuera de España porque no solo creces a nivel profesional sino también a nivel personal. En la vida estamos para crecer en todos los sentidos y así ir evolucionando. Conocer nuevas culturas, países e idiomas es algo importante dentro del proceso vital que tenemos cada uno de nosotros.

P: ¿Cómo es la semana de Julio Velázquez cuando entrena?

R: Después del periodo competitivo hay un tiempo de análisis y de diagnóstico en base al rendimiento propio del equipo. Intentamos analizar lo que ha sucedido en la competición tanto a nivel positivo como negativo. A partir de ahí lo trasladamos al grupo para mejorar o mantener, dependiendo lo que hayamos hecho mal o bien. Eso lleva mucho tiempo porque nosotros trabajamos con unos ocho o nueve minutos de vídeo para que el colectivo sepa lo que hemos analizado desde el cuerpo técnico. Después de eso empezamos la semana teniendo en cuenta las cargas de trabajo de cada jugador. El primer día de la semana solemos ajustar esas cargas y visualizamos el material que os he comentado anteriormente. Después analizamos qué tareas vamos a realizar en base a nuestro sistema de juego de cara a crear diferentes situaciones y contextos mirando también al rival. Durante esos días también solemos trabajar con vídeos previos a cada sesión para señalar qué vamos a hacer, por qué lo vamos a hacer y para qué. Me gusta que, dos días a la semana, el equipo tenga esos vídeos de seis o siete minutos para visualizar, por ejemplo, al rival en fase defensiva. Así vemos qué vamos a hacer nosotros ofensivamente para hacerles daño en juego dinámico y balón parado. Por supuesto, hacemos lo mismo con fase ofensiva. Me gusta focalizarme en lo que somos nosotros, pero sin olvidar al rival. Por otro lado, el cuerpo técnico y yo utilizamos las tardes para ver partidos del equipo que nos va a tocar esa semana y visualizamos los entrenamientos de la mañana para ver si todo ha salido como queríamos.

P: ¿Le da misma importancia al rival que a su propio equipo?

R: No. Para mí no es 50-50 para cada uno. Yo priorizo la evolución de mi equipo y en qué puede mejorar mi equipo. Hay que ver qué capacidades tenemos, las complementariedades que se pueden generar dentro de la plantilla y a partir de eso generar un patrón de juego que nos ayude a potenciar las virtudes que tenemos. Ese es mi objetivo. En mi proceso de entrenamiento busco generar hábitos y proporcionar día a día herramientas al jugador que le permitan solucionar problemas dentro de los partidos. Lógicamente nos enfrentamos a un rival en concreto, con su contexto y sus características, pero yo prefiero sobre todo potenciar a mi equipo.

P: Si pudiese elegir con una plantilla en blanco, ¿qué sistema de juego le gustaría aplicar?

R: Para mí no hay un sistema ideal. Lo que sí te puede decir es por qué elijo un sistema u otro y es por las características de mi plantilla. Para mí lo más importante es que nuestra forma de jugar sea dinámica y cambie en función de lo que esté ocurriendo en el césped y en diferentes fases del juego. No creo en los sistemas fijos. Busco en base a lo que tiene mi plantilla cómo puedo complementar a un jugador con otro, por qué y para qué.

P: Estuvo en la Serie A con el Udinese. ¿Qué le sorprendió del fútbol italiano que durante muchos años ha tenido la etiqueta de ser un fútbol defensivo y poco más?

R: Hay que contextualizarlo. El fútbol italiano era un fútbol de máximo nivel que pasó por unos años complicados a nivel económico y que ahora está de nuevo en alza. Cuando yo llegué estaban en ese punto intermedio. Es evidente que el mejor ejemplo de ese resurgimiento ha sido el fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus. A nivel de juego sí que es cierto que en España se puede priorizar más lo técnico y en Italia lo táctico. Allí se prioriza mucho la capacidad organizativa de los equipos. Aún así, yo no creo que el fútbol italiano sea defensivo. Lo que sí que creo es que es más táctico. Antes sí era muy defensivo, pero ahora ha evolucionado a una corriente más ofensiva. Hay equipos como el Atalanta y el Sassuolo o Sarri con el Empoli o con el Nápoles que priorizan más estar en campo contrario que en el propio. A día de hoy para mí no es un fútbol defensivo como lo era antes.

P: En categorías como Segunda División siguen cayendo entrenadores en este inicio de año y el dato sigue aumentando. ¿Está más desprotegida la figura del entrenador en este tipo de categorías?

R: El fútbol ha cambiado y la realidad es que somos muchos en un mundo con una gran competencia. Hace unos años no había tantos técnicos con la titulación que se necesita para entrenar. Puede ser que sí estemos más desprotegidos. Todo depende extremadamente de los resultados y se le da poca importancia al proceso. Es inmediatez absoluta a nivel general y no se piensa en la evolución a medio-largo plazo. Pasa en todas las categorías. Es la realidad y como tal hay que adaptarse. Por eso hay que estar cada vez más preparado y estar listo para entrenar a nivel internacional.

P: ¿Cómo es Julio Velázquez en la derrota?

R: Me dura toda la semana. Me cuesta desconectar hasta que llega el siguiente partido. Perder te tiene que doler y te tiene que enfadar. Si no lo hace hay un problema. Luego con el paso del tiempo aprendes a ver más cosas, porque esto es un juego y hay variables que tú no puedes controlar. Hay que buscar el equilibrio emocional y tener en cuenta que también hay una familia, por ejemplo. Hay que saber relativizar. Hay que ir día a día y dar siempre más calidad a los entrenamientos. A partir del trabajo y de relativizar las cosas se mejora en el proceso.

P: ¿Qué sistema ve usted que está evolucionando más o que puede evolucionar más en los próximos años?

R: Mantengo lo anterior. Los sistemas son dinámicos y todo depende de cómo se mueve el equipo. Puedes partir de un base y luego darle variantes en la salida de balón, en el ataque posicional... son muchas cosas. El fútbol nos está llevando a perfeccionar cómo ocupar bien los espacios de cara a atacar y defender. También debemos usar las cualidades y características de los jugadores para no encasillarlos en un espacio determinado sino hacer que puedan rendir bien en diferentes fases del juego y en cualquier contexto que se encuentren. Por todo eso, yo no hablaría de sistemas, pero como somos muy resultadistas pienso que las tendencias siempre llegan a través de los Mundiales y de las Eurocopas. ¿Qué equipo ha ganado? ¿Cómo ha jugado? Muchas veces se mira eso de cara a mejorar tu equipo, sin embargo, en mi caso lo veo un error, porque no hay dos equipos iguales. Para mí lo más importante es mejorar al futbolista, hacerle ver lo que tiene que hacer en diferentes fases del juego para explotar sus cualidades y adaptarse a lo que vaya sucediendo.

A continuación