La charla no surte efecto y el Real Madrid firma otro bochornoso partido (2-2)

El Madrid se mete en cuartos, pero acaba encerrado en su área. El Numancia disparó doce veces en los últimos 20 minutos. Doblete de Lucas Vázquez.

Sergio Valentín

En una cosa tenía razón Zidane: esto no es cosa de dos o tres jugadores, es cosa de todos. Ahora mismo pocos dan nivel Real Madrid. Por supuesto, como equipo, no lo están dando. El técnico francés no deja de insistir en que saldrán de esta delicada situación cuando encadenen "dos o tres partidos", que el estado anímico es fundamental. Ante el Numancia, en el Bernabéu, con la eliminatoria sentenciada, desaprovecharon la oportunidad de sacar algo la cabeza de un hoyo bien profundo que están cavando desde septiembre. La moral del grupo está por los suelos.

¿Ha sido mejor el Real Madrid que el Numancia en la eliminatoria? El resultado dice que sí, pero el juego dice que no. El campeón de España, de Europa y del mundo, no desplegó un fútbol autoritario. Y es que al final todo gira en torno a esto, a que el Real Madrid, esta temporada, no domina en casi ningún partido. Sevilla, Las Palmas y APOEL han sido los únicos encuentros tranquilos en los que el aficionado pudo sentarse a ver a su equipo sabiendo que los tres puntos estaban en la buchaca. En el resto hay nerviosismo, el rival tiene siempre opciones de sacar un resultado positivo. Y es que, además de no dominar, el Madrid tiene un balance ataque-defensa desastroso. Los máximos goleadores del equipo en Liga (Cristiano Ronaldo, Isco y Marco Asensio) sólo llevan cuatro goles cada uno después 18 jornadas disputadas; en defensa, los blancos conceden un saco de ocasiones en casi todos los partidos.

Ante el Numancia, del minuto 70 al 90, concedieron 12 disparos. Tres a puerta y nueve fuera, además del gol del empate. El equipo de Segunda División acabó teniendo más la pelota, aupados sus jugadores por los olés de su afición y pudiendo llevarse una histórica victoria en el Bernabéu. Zidane no pudo frenar al arreón del Numancia ni con la entrada de Casemiro en lugar del delantero centro, Borja Mayoral. Un cambio inexplicable y que no atendía a razones médicas. Ni con la dupla Casemiro-Llorente el Madrid defendió bien. De hecho, defendió peor.

Y es que, ahora mismo, el Real Madrid ha perdido el respeto de sus rivales. Los equipos que juegan contra el conjunto blanco son conscientes de que no son los mismos que arrasaron la pasada campaña y, si no lo saben, se dan cuenta cuando empiezan a pasar los minutos. Sucede hasta con equipos de una categoría inferior. Pasó ante el Fuenlabrada, de Segunda B, y ante el Numancia, de Segunda.

Suerte que el Santiago Bernabéu tuvo la peor entrada de la temporada. Con el estadio lleno a saber si no termina en una pitada que abriese mañana todos los informativos. ¿Cómo estaba Zidane? Pues "contento y satisfecho", comentó en rueda de prensa. El técnico ha conseguido normalizar un empate en el Bernabéu ante el Numancia. Se entiende que no quiera criticar a la plantilla, pero la afición no es tonta y algo entiende de fútbol.

No es justo juzgar a los jugadores del Real Madrid por este partido. Sobre todo porque la mayoría no tienen minutos habitualmente. Theo y Marcos Llorente no aprovecharon otra oportunidad y eso que escasean. A destacar, y en positivo, el partido de Lucas Vázquez, autor de los dos goles. Uno a un gran pase de Dani Carvajal, mejor en ataque que en defensa y otro tras asistencia de Mayoral. El delantero, por sus características, participa poco en el juego pero cuando lo hace mejora la jugada, es un nueve inteligente con sus recursos y determinante.

Dani Ceballos estuvo, gratamente, participativo y dejó varios detalles de calidad, gestos que no están al alcance de muchos futbolistas. Pero por encima del resto, Lucas Vázquez. Es uno de los futbolistas más en forma de la plantilla, si no el que más, y por su perfil podría ser clave en la eliminatoria ante el PSG para frenar a Neymar. Esos dos partidos en los que el Madrid se jugará la temporada. Hasta entonces (14 de febrero) el Madrid debería esforzarse por encadenar esos dos o tres partidos que necesita Zidane. La cuestión es que para que lleguen esas victorias algo debe cambiar. Este Real Madrid está deprimido, no está bien físicamente y tiene problemas de fútbol. Este Real Madrid está ahora mismo metido en un lío muy gordo.

Ficha técnica

Real Madrid, 2: Kiko Casilla; Carvajal (Achraf, m.46), Vallejo, Nacho, Theo; Marcos Llorente, Kovacic; Lucas Vázquez, Asensio (Isco, m.62), Ceballos; y Borja Mayoral (Casemiro, m.77)
Numancia, 2: Munir; Medina (Markel, m.71), Dani Calvo, Elgezabal, Saúl; Grego Sierra, Larrea, Dani Nieto, Mateu (Pera Milla, m.66), Nacho; e Higinio (Guillermo, m.41)

Goles: 1-0, m.10: Lucas Vázquez; 1-1, m.45: Guillermo; 2-1, m.59: Lucas Vázquez; 2-2, m.82: Guillermo
Árbitro: Munuera Montero (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Casemiro (m.87), del Real Madrid; y a Grego (m.18), del Numancia. Expulsó por amonestación al visitante Dani Calvo (ms.84 y 93)
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 37.553 espectadores, entre ellos unos 2.000 seguidores del Numancia. La peor entrada de la temporada

A continuación