El Manchester United cierra su decepcionante curso en la Premier League con una victoria ante el Bournemouth (3-1)

Los Red Devils, que acaban quintos y han de conformarse con la Europa League, jugarán el sábado la final de la FA Cup ante el Crystal Palace.

LD / Efe

El Manchester United se impuso este martes cómodamente al Bournemouth por 3-1 en el partido aplazado del pasado domingo, pero se quedó a las puertas de los puestos de Champions. Ante unos 50.000 espectadores que desafiaron el frío y la lluvia de la ciudad del norte de Inglaterra para acudir a Old Trafford, el United pudo con el ascendido Bournemouth para llegar con la moral cargada a la final de la Copa de Inglaterra (FA Cup) del próximo sábado.

El pasado domingo, el encuentro fue suspendido después de que se encontrara un paquete sospechoso en un baño de la parte noroeste del estadio. La policía explicó horas más tarde que el objeto que levantó sospechas era un falso "artefacto explosivo increíblemente realista" que fue "olvidado de forma accidental por una compañía privada tras realizar un ejercicio de entrenamiento en el que estaban involucrados perros expertos en búsqueda de explosivos".

Este martes, los goles de los ingleses Wayne Rooney, Marcus Rashford y Ashley Young dieron a los Red Devils una cómoda victoria sobre los Cherries.

Con los puestos de Liga de Campeones fuera del alcance -los pupilos de Louis van Gaal necesitaban ganar por una diferencia de 19 goles para arrebatarle a sus vecinos del Manchester City la cuarta plaza de la tabla-, los locales luchaban por llevarse tres puntos que les permitieran acabar la campaña por encima del Southampton y recuperar la quinta posición. No hizo rotaciones Van Gaal, que formó en ataque con Juan Mata, Jesse Lingard, Anthony Martial, Rooney y el excelente Rashford.

A falta de tres minutos para el final de la primera mitad se adelantaron los locales merced a un tanto de Rooney tras un centro de Martial que dejó pasar Rashford y que empaló llegando desde atrás el capitán inglés. Mediado el segundo tiempo, el joven canterano, de 18 años, celebró la convocatoria con la selección inglesa con el segundo tanto de los suyos, gracias a un disparo preciso desde el costado derecho del área.

El gol de la sentencia llegó a falta de seis minutos para el final, después de que Rooney pusiera un certero balón por encima de la defensa para que Young controlara solo y batiera a Federici. Con el tiempo ya cumplido descontaron los de Eddie Howe merced a un gol en propia puerta del defensa Chris Smalling tras un disparo de Max Gradel.

El United, que se deberá conformar la temporada que viene con disputar la Liga Europa, tiene la oportunidad de cerrar el curso 2015/2016 con un título en la final de la FA Cup del próximo sábado en el estadio de Wembley frente al Crystal Palace.

A continuación