La fuerza del cambio guía el camino de la nueva Telefónica

Se cumple un año del lanzamiento del plan de acción que redefine la estrategia de Telefónica para los próximos años.

Publirreportaje

La pandemia del coronavirus ha acelerado una gran cantidad de cambios a los que se enfrentará nuestra sociedad durante la próxima década. Este cambio social tiene diferentes variables pero la más importante es la digitalización de la economía.

Con la llegada del siglo XXI y el acceso generalizado a Internet cada vez más actividades humanas han dado el salto al mundo digital y ha sido con la pandemia cuando se ha potenciado en gran parte de la economía. Cada vez más nuestras interacciones con otras personas, con empresas y con la administración se producen a través de la tecnología, especialmente de manera digital.

Grandes empresas como Telefónica vieron la oportunidad de darle un impulso a distintos ámbitos que definirán nuestro futuro. Esta forma de anticiparse al cambio que está viviendo el mundo es una manera colocarse como referente a la hora de cumplir las metas establecidas y dar a entender que se va en serio.

Ahora se cumple un año de la presentación del plan de acción de Telefónica que anunció el presidente, José María Álvarez-Pallete. En esa intervención aseguró: "Nuestra esencia es el cambio. Telefónica es una compañía forjada en el cambio. Y hoy vuelve a cambiar. Vuelve a su esencia. Vuelve a imaginarse el futuro. Un futuro que pasa por sus redes y le exige ser protagonista".

El presidente de la principal empresa de telecomunicaciones española añadió: "Es imposible adivinar el futuro, pero estoy convencido de que la mejor manera de predecirlo es crearlo". En este sentido, el plan de acción de Telefónica se adelantó, en cierta manera, a la situación que ha creado la pandemia del coronavirus. Algo que permitió que un año después la multinacional haya reforzado su compromiso con el cambio.

Tres ejes y cinco decisiones clave

En ese plan presentado hace un año Telefónica articuló su actuación en torno a tres ejes bien definidos: el primero, reforzando mercados en los que puede ser relevante la presencia de la multinacional española y donde pueda crecer basándose en un modelo sostenible a largo plazo; el segundo está centrado en dotar de un impulso a las oportunidades de mayor potenciar de crecimiento, apalancando a la vez el valor de las infraestructuras que poseen; y el tercero está enfocado en aumentar la agilidad y mejorar la eficiencia.

Partiendo de esos tres ejes de actuación, la multinacional desarrolló el plan en cinco decisiones que serán la clave del futuro de la compañía. La primera de ellas es poner el foco en España, Brasil, Alemania y Reino Unido como los mercados más importantes en los que Telefónica puede aportar un valor diferencial a sus clientes y, además, crecer de forma sostenible.

La segunda de las decisiones de Telefónica es crear Telefónica Tech que es la división en la que encuadrar los negocios digitales de cloud, seguridad e IoT/BigData. La tercera es el lanzamiento de Telefónica Infra, que ambiciona ser una de las mayores unidades de infraestructuras de telecomunicaciones del mundo.

Con la cuarta preparó el spinn-off operativo de Hispam para poner en marcha la revisión de su portafolio de activos en Hispanoamérica con el doble objetivo de modular su exposición a la región, al tiempo que se crean las condiciones para maximizar su valor. La última de las decisiones de este plan estratégico que cumple su primer aniversario es la redefinición del centro corporativo.

La misión de Telefónica

El cambio de modelo que está viviendo nuestra sociedad, y que se ha acelerado con la pandemia del coronavirus, se ha trasmutado en una revolución digital, en el aumento de la concienciación social y medioambiental y, además, en un nuevo enfoque cultural. La transición hacia energías más limpias, la gestión de problemas como el cambio climático o el cambio de paradigma que arroja la entrada en la era de la digitalización son algunos ejemplos con los que la principal multinacional de telecomunicaciones española está concienciada. Telefónica fomenta que la digitalización sea ser justa, inclusiva y sostenible.

La visión de Telefónica parte de que las personas son las que dan sentido a la tecnología y enfoca en ellas su estrategia para colocarlas en el centro de las decisiones. Por este motivo la misión de la multinacional española consiste en "hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas".

A continuación