Escocia demuestra que la vacuna de AstraZeneca también es eficaz en mayores de 65 años

Los datos de vacunación real vienen a desmontar las dudas por las que muchos países —incluido España— han limitado su uso en población de mayor edad.

Sandra León

A pesar de que la vacuna de AstraZeneca se ha convertido en el antídoto que más reservas ha generado de cuantos han llegado al mercado hasta este momento, lo cierto es que en las últimas semanas son varios los estudios que contribuyen a desmontar su mala fama.

El hecho de que no se hubiera probado en un número significativo de pacientes mayores de 65 años hizo que muchos países —con Alemania a la cabeza— optasen por no administrarla a la población de avanzada edad. En España, el Ministerio de Sanidad decidió incluso reservarla únicamente para los menores de 55.

Los expertos aseguraron entonces que no había motivos para la desconfianza y que simplemente había que esperar nuevos estudios y lo más importante: datos reales extraídos de las campañas de vacunación de los distintos países en los que ya se está administrando el fármaco de AstraZeneca con independencia de la edad.

Escocia es el primero que los ha facilitado y la conclusión no puede ser más esperanzadora: la vacuna desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford también es eficaz en mayores de 65 años.

Reduce en un 94% la hospitalización

Así lo demuestran los resultados preliminares de un estudio procedente del servicio público de salud escocés que analiza la efectividad de las primeras dosis administradas a un total de 1.137.775 personas (35% de la población), siendo en su mayoría adultos mayores de 65 años.

Según este informe, la vacuna de AstraZeneca reduce en un 94% la hospitalización por coronavirus en los 28-34 días posteriores a la vacunación. Asimismo, al analizar la efectividad combinada con diferentes vacunas, se obtuvieron resultados similares en todos los grupos de edad, incluidas las personas de 80 años o más.

Los datos obtenidos en Escocia vienen a reforzar los extraídos de los ensayos clínicos realizados en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, en los que no se han registrado casos de hospitalización o enfermedad grave por covid tras 22 días de la administración de la vacuna de AstraZeneca.

La directora médica de la compañía en España, Ana Pérez, asegura que son "datos esperanzadores" y que "nos sitúan más cerca del objetivo común: evitar que la covid-19 siga amenazando la vida de las personas en todo el mundo".

Otros datos esperanzadores

A los buenos datos proporcionados por Escocia, se suman los resultados de un análisis combinado de los ensayos clínicos en fases 2 y 3 en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. Según este estudio, publicado hace unos días en la prestigiosa revista The Lancet, la primera dosis proporciona una eficacia del 76%, que se mantiene hasta la segunda dosis.

Si ésta se administra en un intervalo de 12 semanas, la protección se eleva hasta el 82%, con lo que la vacuna de AstraZeneca recortaría distancias con sus principales competidoras. Aun así, los expertos insisten en que no se puede establecer una comparación justa entre los distintos porcentajes de eficacia facilitados por los distintos fabricantes.

Tal y como explicó a Libertad Digital el doctor Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), "la comparación sólo tendría valor si se hubiese hecho un estudio head to head: con las mismas características, en el mismo lugar y en el mismo momento". En cualquier caso, el experto insistía en hacer una llamada a la calma: Pfizer, Moderna y AstraZeneca ofrecen "la misma eficacia de cara a evitar las formas más graves de la enfermedad, y eso supone evitar hospitalizaciones y evitar muertes".

Por último, cabe destacar que el Grupo Consultivo Estratégico de Expertos (SAGE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado también que la vacuna de AstraZeneca resulta eficaz frente a la variante británica

A continuación