Plásticos hidrosolubles contra la covid

Se aplica a productos como las bolsas de lavandería de se usan en residencias y hospitales para reducir el riesgo de contagio.

Yésica Sánchez

La empresa valenciana Green Cycles ha desarrollado un nuevo material hidrosoluble. Se trata de un plástico que se sumerge en agua y desaparece sin dejar rastro. Carece de toxicidad y -por tanto- supone una opción ideal para productos como las bolsas de la compra, que pasan a ser compostables y biodegradables.

Sus bolsas de lavandería han supuesto una auténtica revolución para residencias y hospitales, que las han incorporado a sus protocolos Covid. Se meten directamente en la lavadora, con la ropa y enseres del paciente infectado dentro, lo que reduce el riesgo de contagio entre las personas que las manipulan.

Según explica explica la CEO de la compañía, Elena Moreno, "va directamente al túnel de lavado. Se disuelve la bolsa, libera el contenido, y sale perfectamente limpio y desinfectado. El agua se va por el torrente y el proceso continúa: por la acción biológica de microorganismos, plantas, animales y hongos, se va a transformar en los componentes químicos originales. Y, por un proceso de bio-oxidación, acabará siendo CO2, agua y abono".

Aplicaciones

Se trata de un material con muchísimas aplicaciones y que se puede convertir en una herramienta muy útil contra la propagación del Sars-Cov-2.

plastico-hidrosoluble2.jpg
Bolsas de lavandería con la tecnología del plástico hidrosoluble

En concreto en un hospital, los productos que se podrían realizar con este plástico hidrosoluble son casi innumerables. Desde los protectores de las camillas a espéculos, cubiertos, envases, botellas, etc. "Cualquier elemento o utensilio de un solo uso", destaca Moreno. Aunque quizás lo mejor es que "después de usarlo, va directo al compostaje o a disolverlo en agua. No tenemos que gestionarlo".

Ventajas

Son una solución ecológica e incluso beneficiosa para el medio ambiente. Entre las ventajas de este material con respecto a otros bio-degradables, uno muy importante: el tiempo que tarda en descomponerse.

Como ya hemos apuntado, es hidrosoluble. Y "la disolución en agua es un acelerador de los procesos de biodegradación y compostaje. En menos de dos meses, vamos a tener CO2, agua, sales minerales y bio-masa".

El escollo, el precio

El plástico hidrosoluble es más caro que el tradicional. Pero, como explica Elena Moreno, hay que tener en cuenta otros muchos factores, antes de compararlos.

"No se puede comparar el producto terminado, habría que ver el ciclo completo. Si usas un material que dure en el tiempo –por ejemplo, en un tenedor– y que después de su uso puede estar contaminado con un virus, habrá que gestionarlo, limpiarlo, reprocesarlo y volverlo a transformar, lo que implica otro proceso de energía. Y todos esos costes habría que repercutirlos a ese producto", detalla la CEO de Green Cycles.

La importancia del I+D

Una de las grandes acciones de la empresa valenciana es la colaboración con otras compañías e incluso con organismos en la cocreación de proyectos, con el propósito de descubrir nuevas soluciones inteligentes para ayudar a industrias, consumidores y medioambiente.

Lo hacen a través de su departamento de I+D. Una de las grandes patas de esta compañía. "Ayudamos a hacer más circulares los productos, pero también los procesos".

Únicos en España

Hoy, Green Cycles es la única empresa en España capaz de transformar este tipo de material. Tanto es así que, con la pandemia, la demanda de sus bolsas de lavandería hidrosolubles para hospitales y residencias se ha incrementado en más de un 3.000% durante 2020. La empresa española ha suministrado más de 4,8 millones de unidades en España y otros países de Europa, entre ellos Francia.

Todo esto lo han logrado tras muchos años de esfuerzo y dedicación, sin más ayuda que la que alguna administración ha podido brindarles para algunos proyectos científicos concretos. Llama la atención que el gobierno central no les tuviera en cuenta en la partida de ayudas que sacó en el mes de mayo. El Misterio de Industria descartó a la compañía valenciana en la convocatoria de unas prestaciones económicas que se tenían que conceder a empresas que fabricaran productos que contribuyeran al control del nuevo coronavirus. El motivo: "ser demasiado pequeños", asegura Moreno. "Y eso siendo la única empresa de España que hace este tipo de producto (la bolsa de lavandería hospitalaria hidrosoluble)".

Como explica la CEO de Green Cycles, "el I+D no es gratis". Y "si fuésemos una empresa más fuerte y tuviéramos dinero, no necesitaríamos pedir ninguna ayuda".

A continuación