Reino Unido alerta ahora de una mutación sudafricana que se conoce desde hace días

Tras la alarma desatada por la nueva mutación, Reino Unido anuncia otra "más contagiosa". No es nueva ni hay datos probados de momento.

Libertad Digital

Nueva alarma desde Reino Unido: el ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha anunciado que han detectado otra variante del coronavirus "aún más contagiosa" que la que se anunció la semana pasada y en la que se escudó el Gobierno para aumentar las restricciones de cara a la Navidad.

La nueva versión del virus estaría ligada a personas que han viajado al Reino Unido desde Sudáfrica y, según Hancock, es "muy preocupante" e incluye más mutaciones. El Gobierno ha anunciado restricciones "inmediatas" a los viajes a Sudáfrica y cuarentenas estrictas a las personas que hayan regresado de ese país en las últimas dos semanas.

Lo cierto es que la variante a la que alude Hancock no es nueva: había sido detectada hace días en Sudáfrica y, como en el caso de la británica, había empezado a ser estudiada por los indicios de que sus mutaciones podrían favorecer la transmisión del virus.

La nueva variante, según informó el pasado viernes el ministro de Salud sudafricano, sería la dominante en el país y según los análisis, incluiría entre diez y veinte mutaciones. Como en el caso de la de Reino Unido, detectada ya en varios países europeos, aún no está probado que sea más contagiosa, aunque se haya convertido en la cepa dominante y, según Sudáfrica, en la más extendida en la segunda ola.

Medios locales informaron la semana pasada de que se estudia tanto si es más transmisible que otras variantes como la posibilidad de que pudiera afectar a las vacunas, porque varias mutaciones afectan a la proteína S, diana de las de Pfizer y Moderna.

Como en el caso británico, aún nada está probado aunque sí en estudio, y ha despertado la atención de los científicos porque "parece propagarse más rápido" y conllevar una carga viral más alta. No hay datos que apunten a que la variante sea más virulenta.

Desde la irrupción del coronavirus, el virus ha mutado miles de veces y la inmensa mayoría de variantes no han tenido consecuencia alguna.

A continuación