Reino Unido detecta una variante del coronavirus que "se propaga con gran rapidez"

Aunque el coronavirus muta menos que otros virus, están surgiendo nuevas variantes: una de ellas, en Reino Unido.

LD/Agencias

Una "nueva variante" que se propaga con gran rapidez del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la covid-19, ha sido identificada en el Reino Unido, anunció este lunes el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock.

En una declaración ante la Cámara de los Comunes (Baja), Hancock aseguró que en los últimos días los científicos británicos han detectado "una nueva variante de coronavirus que puede estar asociada a la propagación más rápida en el sur de Inglaterra".

El ministro anunció en esa misma comparecencia que Londres, así como partes de los condados de Essex (este de Inglaterra) y Hertfordshire (al norte de la capital), pasan al nivel máximo de restricciones, por lo que a partir del miércoles deberán cerrar bares y restaurantes salvo para entregas a domicilio.

Todavía se desconoce hasta qué punto el incremento de contagios en todas las franjas de edad se debe a la nueva cepa, pero la situación hace necesarias "acciones rápidas y decisivas", enfatizó Hancock.

Hasta el momento se han identificado más de mil casos de esta nueva variante, especialmente en el sur de Inglaterra, y las autoridades británicas ya lo han notificado a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hancock añadió que no hay ninguna prueba de que la variante tenga efectos más nocivos sobre la salud de los enfermos y consideró "muy improbable" que las vacunas desarrolladas contra la covid pierdan efectividad con la nueva cepa.

El consejero médico del Gobierno británico, Chris Whitty, detalló por su parte en una rueda de prensa que esta nueva cepa "contiene bastantes más mutaciones que otras" conocidas, por lo que los científicos se han tomado su vigilancia "particularmente en serio".

Con todo, indicó que sería "sorprendente" que quedara fuera del alcance de las vacunas investigadas hasta ahora, dado que todavía no se ha inmunizado al grueso de la población y no ha habido "presión selectiva" sobre el virus en ese sentido. Whitty no descartó que la cepa se haya extendido ya por otros países, aunque el Reino Unido haya sido el primero en detectarla.

A continuación