Madrid suspende permisos y vacaciones del personal sanitario y el País Vasco estudia reincorporar a médicos jubilados

Los sindicatos han criticado la medida al considerar que "puede agravar la situación y provocar más bajas".

LD/ Agencias

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha suspendido permisos, vacaciones y libranzas para el personal del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) hasta nueva orden con motivo de la evolución de la epidemia provocada por el coronavirus. Así se lo ha trasladado a los sindicatos en una reunión extraordinaria de la Mesa Sectorial celebrada este miércoles, según han informado CCOO y UGT.

La Administración considera necesario la suspensión de todos aquellos supuestos que generen un permiso de carácter no ineludible para los trabajadores, lo que se aplica también en la concesión de excedencias.

La medida, de aplicación a partir de este miércoles, ha sido criticada por CCOO, que cree que "puede agravar la situación y provocar más bajas", por lo que pide a Sanidad que "racionalice la medida" porque los trabajadores de la sanidad pública "también necesitan descansar y conciliar". Así, CCOO ha reclamado al Gobierno regional que contrate "sin restricciones", ya que "la sobrecarga de trabajo en los profesionales puede causar bajas por agotamiento o estrés".

Por su parte, UGT ha puesto de manifiesto que "entiende que se han de adoptar medidas suficientes para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el virus", pero ha subrayado que "esta situación sería mucho menos gravosa de haberse tenido en cuenta las continuas demandas de esta organización sindical acerca de las escasez de profesionales aprobadas por las plantillas orgánicas en nuestros centros sanitarios".

"Si nuestros centros sanitarios estuvieran correctamente dotados de profesionales la necesidad de adopción de medidas extraordinarias sería mucho menor, y por supuesto esto va a suponer además el agravamiento de la sobrecarga de trabajo que vienen soportando nuestros profesionales en sus puestos de trabajo", ha agregado UGT.

Entre las medidas de personal adoptadas por el SERMAS se incluye la autorización a las gerencias de los centros sanitarios a adoptar "con carácter excepcional" aquellas medidas de flexibilización de la jornada ordinaria con el fin de poder integrar el deber de prestar asistencia sanitaria a la población con el derecho a la conciliación personal y familiar, reordenando y ajustando turnos, estableciendo jornadas deslizantes y otras medidas de distribución del tiempo de trabajo.

Médicos jubilados

Por su parte, el Gobierno Vasco está estudiando la posibilidad de que los médicos recientemente jubilados puedan reincorporarse para reforzar el servicio de salud "mientras dure la crisis", según ha explicado su portavoz, Josu Erkoreka.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, ha recordado que la expansión del coronavirus está teniendo un "ritmo intenso" y, por ello, el Ejecutivo vasco está "intensificando las recomendaciones a la población" para contribuir a "dificultar la propagación" de la enfermedad. Aunque no ha aportado datos sobre la cifra de facultativos que están contagiados, ha reconocido que es "un factor de preocupación" en cualquier comunidad porque "el activo fundamental del que disponemos para plantar cara a la crisis es el colectivo sanitario y, en la medida en que se producen bajas en ese colectivo, la capacidad de respuesta se ve más limitada".

A continuación