Embarazo y coronavirus: ¿cuál es el riesgo?

Al igual que los niños, las embarazadas son población de riesgo en muchas enfermedades respiratorias. ¿Qué ocurre con el coronavirus?

Libertad Digital

Cada día se saben más cosas sobre el coronavirus COVID-19, pero al tratarse de un virus nuevo, aún faltan estudios suficientes sobre su efecto en determinados pacientes y persisten las dudas sobre cuestiones clave como su tasa real de mortalidad o sobre su capacidad de transmisión. Es lo que ocurre en el caso de un sector de la población considerado habitualmente de riesgo en enfermedades de tipo respiratorio: las embarazadas. ¿Qué se sabe sobre los efectos del coronavirus sobre las futuras madres y sus hijos?

El último gran informe de la OMS sobre los afectados en China aportó algunos datos optimistas sobre las embarazadas. Son consideradas población de riesgo ante virus como el de la gripe; de hecho, se recomienda su vacunación por el riesgo de que desarrollen más complicaciones que en casos extremos podrían poner en peligro tanto su vida como la de su hijo. Sin embargo, el informe sobre los casos detectados en China en mujeres embarazadas, 147, sólo el 8% desarrolló síntomas graves y sólo el 1% estuvo en estado crítico.

Un estudio específico sobre nueve embarazadas chinas, cuyo resultado fue publicado por The Lancet, concluyó que ninguna de ellas desarrolló síntomas de gravedad, aunque sí desarrollaron uno o varios de estos síntomas: fiebre, tos, mialgia y dolor de garganta. Todos los niños nacieron por cesárea y ninguno de ellos presentó complicaciones. Tampoco se observó presencia del virus ni en los niños, ni en el líquido amniótico, el cordón umbilical o la leche materna.

Ante datos como estos, la OMS sostiene que las mujeres embarazadas no "parecen tener un riesgo mayor" que otros pacientes a desarrollar complicaciones por coronavirus, aunque es una afirmación que el organismo pone en cuarentena ante la escasez de la muestra. Los autores del artículo de The Lancet sostiene lo mismo: las características de las embarazadas enfermas "fueron similares a la de otros adultos", sin que se encontraran evidencias de transmisión madre-hijo, pero avisa de lo mínimo de la muestra. También alerta que se trataba en todos los casos de embarazos avanzados y que son necesarias más investigaciones sobre, por ejemplo, posibles efectos del coronavirus en estadios anteriores del embarazo.

Instituciones como el estadounidense Center for Disease Control and Prevention estadounidense y el Ministerio de Sanidad italiano recomiendan a las mujeres embarazadas tomar las precauciones habituales propias de su estado, como evitar el contacto con personas con infecciones respiratorias, y seguir las recomendaciones habituales para evitar contagiarse del virus:

  • Lavado frecuente de manos.
  • No acercarse a menos de un metro de un enfermo.
  • Toser y estornudar tapándose con el antebrazo.
  • Usar pañuelos desechables.
A continuación