Descubren un gusano casi extraterrestre en un lago tóxico

La nueva especie tiene tres sexos y es resistente al arsénico.

LD/Agencias

Los lugares más inhóspitos del planeta siguen dando sorpresas a los científicos. En el tóxico Lago Mono, en California, un grupo de investigadores del Instituto de Tecnología de California (Caltech) ha descubierto una nueva especie de gusano, bautizada como Auanema sp., que cuenta entre sus características una increíble resistencia al arsénico. Además, tiene tres sexos –femenino, masculino y hermafrodita– y transporta a sus crías dentro de su cuerpo, como un canguro. El hallazgo ha sido publicado en la revista Current Biology.

Hasta ahora, sólo se conocía la existencia de camarones, una extraña especie de mosca, bacterias y algas en el extremo lago Mono, tres veces más salado que el mar y con un pH alcalino de diez. Los científicos de Caltech han encontrado en laboratorio ocho especies más de nematodos, una especie de gusano microscópico extremadamente simples y que es considerado el animal más abundantes del planeta.

Las nuevas especies de gusanos son considerados extremófilos, es decir, adaptados a vivir en condiciones consideradas casi imposibles. Todos ellos tienen una alta resistencia al arsénico; en el caso de Auanema, puede sobrevivir 500 veces la dosis letal de arsénico en humano. Además, aunque están adaptados al lago Mono, los científicos descubrieron que podían reproducirse sin problemas en condiciones normales, algo que sólo consiguen unos pocos extremófilos.

Según los investigadores, este hecho sugiere que los nematodos pueden tener una predisposición genética para la resiliencia y la flexibilidad en la adaptación a ambientes severos y benignos por igual. "Los extremófilos nos pueden enseñar mucho sobre estrategias innovadoras para lidiar con el estrés –destaca Pei-Yin Shih, del laboratorio de Paul Sternberg–. Nuestro estudio muestra que todavía tenemos mucho que aprender sobre cómo estos animales de mil células han dominado la supervivencia en ambientes extremos".

Los investigadores tratan ahora de determinar si hay factores bioquímicos y genéticos particulares que permitan el éxito de los nematodos y secuenciar el genoma de Auanema sp. para buscar genes que puedan permitir la resistencia al arsénico.

A continuación