Marta López se derrumba en directo tras la traición de Efrén: "Soy gilipollas"

Marta López sigue afectada por la traición y los engaños de Efrén, a quien decía querer genuinamente.

Chic

Marta López sigue sin encajar del todo la dura ruptura con Efrén Reyero después de que el extronista se sometiera al polígrafo del Deluxe y, de paso, surgiera la posibilidad de que éste hubiera grabado conversaciones privadas con la que entonces era su pareja.

En Ya es Mediodía, Marta López se ha mostrado de nuevo terriblemente dolida con Efrén y ha asegurado que "el daño que me has hecho es irreparable, no me traiciona solo un novio sino un amigo". "Yo soy gilipollas, y ya está", lamentó entre lágrimas y mientras el silencio se hacía en el plató.

Ni Sonsoles Ónega ni sus compañeros pudieron entonces abrazar a Marta López, que apenas podía articular palabra. Nadie en el programa parecía esperarse la reacción tan emotiva de la colaboradora.

marta-lopez-llora-efren-2.jpg
Marta en Ya es mediodía | Telecinco

"Lo peor es que el único recuerdo que tengo de él es bueno, lo demás no me lo quiero creer", ha dicho. Marta sigue encontrando difícil de creer que su relación haya sido una mentira y que Efrén, además, se haya aprovechado de ella de esta manera, avisando a los fotógrafos de sus salidas a espaldas de ella entre otros engaños. "¿No podéis entender que me pueda olvidar sin más de una persona?", dijo a sus compañeros después de que estos le recordasen el evidente engaño.

Un engaño al que Marta López no se acaba de acostumbrar. Efrén Reyero fue su salida sentimental al escándalo del "Merlosgate"; en el que el famoso periodista Alfonso Merlos fue "pillado" literalmente con otra mujer —la reportera Alexia Rivas— en su propia casa.

Isabel Rábago subrayó que Efrén hace que incluso Alfonso Merlos caiga bien. "El único recuerdo que tengo de él es muy bueno", dijo, "y lo demás no me lo quiero creer", explicó Marta, que esperaba pasar la Navidad con él y que ni siquiera puede visitar a sus padres por la pandemia, lo que multiplica el dolor.

A continuación