El blog de Federico

Los resultados escondidos de las elecciones del 20N

Hay números que muestran cosas y cosas que los números ocultan. Los de las elecciones generales del 20N revelan algo más que lo que ocultan, pero lo que tapan es casi tan importante como lo que han destapado. Veamos:

1.- La única fuerza político-criminal que gana de forma indiscutible es la ETA. Pero su legalización gracias a la vergonzosa tarea sociata y nacionalista en el Tribunal Constitucional se basa en un apaño político clamorosamente ilegal y totalmente ilegítimo. Y a principios de año la mayoría del TC va a cambiar, con lo que todo lo que no sea entregar las armas y someterse a la democracia –algo incompatible con el proyecto político totalitario etarra– es asegurar la vuelta a la clandestinidad. Y como, aparentemente el PP está aquí para durar, más les vale acabar con la tutela pistoleril o volver a lo de siempre: la ilegalidad. Con el agravante de que los que les han apoyado más –PSE-PSOE y PNV– son los que más han perdido. Y difícilmente repetirán, sobre todo en el caso del PSE, que ha perdido 5 de 9 escaños. Pero hay mecanismos legales sobrados para devolverlos al averno del que nunca debieron salir. Veremos quiénes son los ministros de Interior y de Justicia en el Gobierno Rajoy y tendremos claro el panorama.

2.- El partido socialista ha entrado en una guerra civil sin vencedor claro a largo plazo. El que parece más fuerte es PRISAlcaba, pero además de lo grotesco de ver a PRISA (que ha apoyado todos los disparates políticos, económicos e ideológicos del zapaterismo) atizándole ferozmente a ZP, el rubalcabismo sería una especie de gerontocracia golpista para la que todo el año sería 13M. Y esta vez Mariano no se va a dejar cercar. La guerra interna del PSOE es, en el fondo, el mejor resultado para Rajoy y el PP.

3.- El PP ha tenido un resultado muy malo en Cataluña y absolutamente catastrófico en el País Vasco. Las contemplaciones con nacionalistas y socialistas han tenido un saldo minúsculo, casi despreciable en Cataluña y unas consecuencias ruinosas en el País Vasco. Quedarse en los tres escaños que tenían y perder votos en términos absolutos, porque la defenestración de María San Gil y la línea de resistencia nacional típica del PP todavía les sigue acarreando pérdidas. Apoyar al PSE no ha servido ni siquiera para heredar los escaños perdidos por ellos. López ha perdido 5 de los 9 escaños que tenía. Y el PP no se ha llevado ninguno. La tradicional transferencia de voto PP-PSOE según quien estuviera o ganara en las generales se ha roto. EL PSE se ha ido al guano y el PP se ha quedado colgado de la brocha. Es un partido ideológicamente muerto y políticamente comatoso. Conseguida la Moncloa, o lo refunda Mariano o en las autonómicas vascas van a quedar para bedeles del Parlamento regional. Con perdón para los bedeles. Los Basagoiti, Oyarzábal, Alfonso Alonso y demás blanditos han cosechado el peor resultado del PP, con mucha diferencia. Y con tendencia a empeorar.

4.- Convergencia i Unió ha ganado por el desplome apocalíptico del PSC pero 16 escaños ya los consiguió Pujol en 1996 y con 150.000 votos más. O sea, que, menos lobos, Caperucita Calva. En cuanto eso de que ha ganado el pacto fiscal, además de una estafa política, es un imposible económico.

5.- Izquierda Unida sube en menor medida que baja el PSOE, aunque desde 1982 sean vasos comunicantes. Lo más escandaloso no es que haya millón y medio largo de comunistas y similares, sino que votaran al PSOE y con razón. Van a ser el partido de la violencia contra las urnas, con el único fruto de hacerle el trabajo sucio al PSOE y devolverle esos votos radicales.

6.- UPyD tiene un margen todavía muy grande de crecimiento, el de una Ley Electoral democrática y el del hundimiento del PSOE. En Madrid, su plaza fuerte, ya está en casi la mitad de los votos sociatas, pero debe aclarar su programa para seguir pescando. Y no sólo por la izquierda, ojo, sino por la derecha y los nuevos votantes. Tiene la ventaja de que es el único partido con un programa de regeneración de la democracia y defensa de la nación, pero le falta presencia en los medios y dar cancha a alguien más que Rosa Díez. Ha dado un estirón pero ahora comprobará que ya no le vale el traje.

7.- Aunque de forma poco elegante, con Aznar en Génova 13, Cospedal insistiera en que el PP ha tenido el mejor resultado de su historia, lo cierto es que frente a los quince escaños que ha perdido el PSOE con respecto a Almunia, el PP sólo ha ganado tres con respecto a Aznar en esas mismas elecciones del año 2000. La táctica de la invisibilidad tal vez le haya servido para ganar las elecciones –creo que lo hubiera hecho sin necesidad de disimular tanto– pero sólo ha ganado unos cientos de miles de votos cuando el PSOE ha perdido cuatro millones. Y ahora viene el desgaste inevitable de las reformas y, lo más grave, la hipoteca andaluza, con vencimiento en marzo. Que Arenas haya hablado de la necesidad de entenderse con los sindicatos es demagogia barata que no le dará votos en Andalucía y le costará apoyos al PP en toda España. Y los va a necesitar.

Hay más números escondidos y fenómenos raros en estas elecciones, cuya interpretación, pese a las apariencias, es de gran complejidad. Pero estos siete no están mal para empezar. Animo a los participantes del blog a que afinen sus dotes detectivescas. No es necesario dedicar dos de cada tres posts a injuriarse. Sobre todo porque se pierde el hilo del debate y no se gana nada. Aunque no sea la noche del 5 de Enero, por pedir, que no quede.

A continuación