El blog de Federico

Diario de verano: ¿Y por qué habría de tributar la hija de Rosalía Mera?

La muerte de Rosalía Mera, cofundadora del imperio Inditex, ha suscitado tres clases de reacciones: respetuosa admiración, chequismo sindicalero y, deudo de esta vil militancia, sorpresa por la exención tributaria que, gracias a la legislación gallega, disfrutaría su hija y única heredera Rosalía Ortega. Dejo al margen lo que en favor de su otro hijo, Marcos, aquejado de una grave enfermedad congénita, haya dejado para la fundación Paideia, que, según testimonio de muchos beneficiarios, hace una extraordinaria labor.

Ha llamado mucho la atención que unos bípedos sindicalistas manchegos, de la tribu de Tochárcenas, se hayan burlado de la muerte de una persona cuyo trabajo incansable permite trabajar a muchos miles de personas. Porque los puestos de trabajo los crean los empresarios, no los sindicalistas. En el caso de España es peor: los sindicalistas cobran por no trabajar y hasta se burlan de quien les da de comer. Y conviene insistir en que, hasta ahora, Tochárcenas, jefe de la tribu Comisionista, no ha desautorizado a sus bípedos manchegos. Luego dicen que son "agentes sociales" que garantizan el "diálogo" y la "paz social". Que cobran y guardan la silicona, vamos.

Pero seguro que ahora la bilis cainita se desviará por la vereda fiscal. "¡La hija de Rosalía Mera no tributa nada, con todo lo que ha heredado!", dirán los afectados de la Peste Progresiva. "¡Y por culpa de Feijóo, que mantiene exento hasta el 99% de algunas herencias!", se escandalizarán.

Yo lo único que veo censurable –aunque poco, la verdad- es que la exención en Galicia no sea del 100% en todas las herencias. ¿Por qué ha de volver a pagar impuestos una empresa y una persona que ya los han pagado año tras año? ¿A quién beneficiaría robar –porque robar sería- la mitad de lo heredado por Rosalía Ortega, por la única razón de haberse quedado huérfana? ¿Y por qué habría de saquear Montoro la herencia de su madre, Rosalía Mera, privándola de la mitad de lo que deja y condenando al cierre a la empresa que fundó, mandando de paso a miles de trabajadores al paro?

De una cosa podemos estar seguros: Montoro nunca sería capaz de crear Zara. Agradezcamos que Feijóo impida que, a impuestazos, la destruya.

A continuación