El blog de Federico

Argumento definitivo para expulsar al embajador del gorilato venezolano

Un diplomático llamado Isaías Rodríguez que acusa a la Guardia Civil de torturar etarras, que defiende a un etarra no capturado por la Guardia Civil, el Cubillas íntimo de Chávez, y que según medios españoles está imputado por torturas y asesinato, debería ser ya sólo el vago recuerdo de un ex-embajador. Pero como la cabra tira al monte, el vocero del tirano venezolano se ha ido al País Vasco, a defender lo que ya se supone. Eso sí: le ha dado a Basagoiti la oportunidad de acertar como nunca en su vida política: "no lo recibo porque no tengo detector de metales". Pero un amigo de quien me fío mucho me reenvía desde un blog caraqueño, el de Gustavo Coronel, un argumento poderosísimo que debe suponer la inmediata expulsión del embajador, sin pasar siquiera por la Audiencia Nacional. Son estos versos atroces perpetrados con excusa del triunfo español en el Mundial de Futbol. He aquí la joya intelectual del gorilato:

CANTO (POPULAR) A ESPAÑA

Sentir el triunfo de España
igual que si fuera el nuestro
es un recuerdo maestro
y el ojo se nos empaña;
no es adulación, ni es maña
es un sentir muy bonito,
es algo que necesito
sacarlo de bien adentro
y convertirlo en el centro
de mi expresión con un grito.

II

Comencé aupando a Argentina
que tenía por pie un fusil
ligué a Uruguay y a Brasil
con mis pasiones más finas;
toda América Latina
me salió por los costados;
sentí rabia, sentí enfado
cuando perdió Paraguay
pero después de ese ¡Ay!..
me tuvo España a su lado.

III

La gloria de España unió
la América vieja y nueva
-ser un siervo de la gleba
de pronto se me olvidó-.
en el alma me nació
un gentilicio perdido
aturdido y conmovido
me pregunté:: ¿por qué no?
Y el ¿por qué? Me sacudió
porque me quedé sin ruidos.

IV

La revolución sin peros
me dijo en muy buena ley
¡Anda, felicita al Rey
y a Rodríguez Zapatero!
¡Dale un abrazo sincero
al canciller Moratinos!
¡Olvídate del destino
y junta izquierda y derecha
que ésta fecha es una fecha
para brindar con un buen vino!

 

¡Expúlsese!

A continuación