¡Arráncalo, por Dios!

Carlos Sainz, el último 'superviviente' del coronavirus

El panorama que ha dejado el Covid-19 en el deporte mundial es desolador. Campeonatos cancelados, pruebas aplazadas y campeones que no saben si podrán revalidar sus títulos, aunque ahora mismo eso sea lo de menos. Pero este 2020, que en el mundo del deporte será recordado como uno de los años más nefastos e infructuosos, arrancó con una gran alegría para los intereses españoles, un triunfo histórico en el mundo del motor como es la victoria de Carlos Sainz en el Dakar, firmando así su tercer triunfo en la prueba más dura del mundo. Aquel día, aquel 17 de enero de 2020, Sainz se convertía en el piloto más longevo en conseguir un Dakar, a sus 57 años, en el único en hacerlo en tres ocasiones y en cada ocasión lograrlo con un coche de una marca diferente, convirtiéndose, además, en uno de los pocos que atesora tres trofeos del Tuareg.

Aquel triunfo era el arranque perfecto para un año que en el mundo de las cuatro y las dos ruedas motorizadas se esperaba mucho. Se esperaba que Marc Márquez nos volviera a maravillar con sus salvadas, con su pasión y con sus victorias. Se esperaba la vuelta, por qué no, de Jorge Lorenzo, de un campeón. Se esperaba que Toni Bou volviera a hacer lo que lleva haciendo durante más de una década, que no es otra cosa que ganar. Se esperaba que Dani Sordo siguiera creciendo en el Mundial de rallys, que Laia Lanz siguiera abriendo camino, que Carlos Sainz Jr. demostrara que el tercer puesto de Brasil no es un espejismo y esperábamos, sin duda, la noticia del regreso de Fernando Alonso a la Fórmula 1.

Pero en este 2020 si algo vamos a tener que hacer es esperar. Esperar a que todo pase, esperar a vencer al coronavirus, y hasta que lo hagamos, que lo haremos, podemos seguir recreándonos en aquel momento en que Carlos Sainz y Lucas Cruz se subieron a su Mini, emocionados, casi sin poder hablar para celebrar uno de los poco triunfos que se podrán celebrar este 2020.

La programación del Dakar a inicios de año salvó a esta competición del tsunami de este fatídico virus que al parecer ya rondaba entonces las latitudes de los desiertos de Arabia Saudí. Durante la celebración del rally fueron muchos los pilotos que estuvieron enfermos con síntomas de coronavirus y participantes como el propio Carlos Sainz, o pilotos como Jesús Calleja, han mostrado sus dudas en varias ocasiones sobre si lo que se vivió allí no era un virus cualquiera, era el Covid-19. En cualquier caso Carlos Sainz esquivó, como esquiva los obstáculos en las pistas de tierra o las trampas en las dunas, este virus, esta tormenta para hacer historia. Él, Carlos Sainz y el Dakar fueron, han sido unos de los pocos que han sobrevivido a este virus. Ojalá el año termine de la misma manera que lo empezamos, compitiendo y ganando.

A continuación