Andalucía lleva a los tribunales al Gobierno por no pagarle 664 millones

"Estamos cansados de agresiones del Gobierno a Andalucía porque en la Junta no hay un ejecutivo socialista", dijo Elías Bendodo.

Pedro de Tena

Primero actuó el gobierno separatista catalán de Quim Torra, que llevó a los tribunales al Gobierno en funciones todavía de Pedro Sánchez. Fue el pasado mes de agosto y se hizo por una deuda de 874 millones. Luego hizo lo propio el Gobierno de coalición de Madrid. Lo anunció también Emiliano García-Page, socialista y presidente de Castilla la Mancha. Hace dos días Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta gallega hacía lo mismo. Y por fin, este jueves, Juan Manuel Moreno ordenaba interponer acciones judiciales para cobrar 664 millones que considera debe a Andalucía el actual Gobierno de la Nación, la segunda cantidad más alta de las adeudadas.

Para hacerlo, ha contado con el acuerdo de Ciudadanos, socio de gobierno, y con el beneplácito de Vox. Toda la prensa andaluza cuenta este viernes que la Junta de Andalucía decidió este jueves por fin reclamar judicialmente los 537 millones relativos a la liquidación del IVA del año 2017 que el gobierno considera que no corresponde pagarle.

Cuenta la agencia EFE que, tras la reunión, el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha expresado su malestar por el impago de esta cantidad y ha asegurado: "Estamos cansados de agresiones del Gobierno a Andalucía porque en la Junta no hay un ejecutivo socialista. Hasta aquí hemos llegado".

Hasta los 664 millones reclamados hay una diferencia que corresponde a demandas por entregas a cuenta de 2020 y 2019. Concreta El Mundo que Andalucía ha recibido en 2020 75 millones menos de lo esperado en entregas a cuenta y se suma que, en 2019, ese recorte fue de 52 millones de euros. Esto es, hay otros 127 millones de euros que serán reclamados por la vía contencioso-administrativo. El total a reclamar, pues, 664 millones.

"¿Por qué ese maltrato y desprecio a la comunidad donde viven más españoles? ¿Hay comunidades de primera y de segunda? ¿Por qué el Gobierno central ha hecho trampas maquillando datos con las entregas a cuenta?", sentenció Bendodo, que calificó de "portazo" la actitud del gobierno de Pedro Sánchez.

Andalucía se acoge al Fondo de Liquidez Autonómica

Tras la inconsecuente decisión de la ministra Montero que ha impedido el recurso a los mercados financieros para obtener dinero a Andalucía por el incumplimiento de unas décimas de déficit, el gobierno andaluz ha tenido que solicitar a la fuerza la adhesión al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) por un importe de 5.317,15 millones de euros.

El consejero de Hacienda de la Junta, Juan Bravo, explicó este jueves y recoge Europa Press, que la Junta podría haber continuado financiándose con su Plan Plurianual de Endeudamiento, manteniendo la salida progresiva a los mercados financieros y combinándola con el FLA, opción que "no ha sido admitida por el Ministerio de Hacienda".

Bravo aclaró que, aunque el Ministerio de Hacienda apuntó la posibilidad de que la Junta se financiase o bien por el FLA o bien por los mercados financieros, "en la práctica esta segunda opción es imposible" porque, finalmente, no ha dado certidumbre a Andalucía para poder salir a los mercados, ya que son necesarias las autorizaciones del Ejecutivo central y este "no se ha comprometido" a darlas en el primer trimestre.

Hay que imaginar lo que hubiese ocurrido si Andalucía decide salir a los mercados renunciando al FLA, pero luego el Gobierno de Pedro Sánchez desaprueba la decisión. Añadió Bravo salir a los mercados sin la autorización del Gobierno central "sería dejar a la Comunidad al borde" y él mismo sería un "inconsciente".

Aunque había posibilidades de financiación externa, la Junta no se fía del gobierno Sánchez y por ello, ha decidido solicitar la adhesión al FLA por razones de responsabilidad pública y a fin de no poner en peligro el cumplimiento de los exigentes compromisos de pago a corto plazo adquiridos en el pasado y los objetivos de estabilidad presupuestaria tanto de la Comunidad autónoma como del resto del país.

En concreto, ha autorizado solicitar al FLA un importe de 5.317.15 millones de euros para atender, por un lado, los vencimientos de deuda pública correspondientes a 2020 y que se elevan a 5.093,85 millones y, por otro, para la financiación del pago aplazado de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009 del sistema de financiación autonómica, que se sitúan en 223,3 millones de euros.

Las entregas a cuenta del Gobierno, un "cachondeo"

Bendodo se ha quejado del "castigo y el maltrato" a Andalucía con una disminución de más de 70 millones en la aportación de estas, mientras que "aumenta en Valencia, Baleares y Cataluña". En este sentido, ha criticado el criterio usado para esta situación y ha considerado "una tomadura de pelo y una broma" que sea por un criterio demográfico, lo que ha considerado "un cachondeo" y "una excusa".

El portavoz de la Junta ha deducido que este comportamiento discriminatorio del Gobierno de Sánchez se debe a la bajada de impuestos aplicada a los andaluces. "¿Hay que freír a impuestos a la gente para recibir más dinero del Gobierno? Que no cuenten con Andalucía que va a seguir bajando impuestos porque se crea más riqueza, se recauda más y se mejoran los servicios públicos", ha explicado.

Según el consejero de Hacienda, Juan Bravo, es inexplicable que aumenten las entregas a cuenta a nivel nacional en 205 millones, pero que disminuyan las mismas en 70 millones en Andalucía, cuando "en Andalucía ha crecido" la población.

Ya en 2019 Andalucía recibió 50 millones menos, que junto a los 70 de este año, provoca que "Andalucía pierda 120 millones". De esta manera será difícil que Andalucía cumpla el objetivo de déficit del 0,1 para 2019, algo que se hubiera conseguido si el Gobierno hubiera cumplido en el pago del mes 13 del IVA". Lo escandaloso es que fue la propia ministra Montero "la que animó a que así se hiciera".

A continuación