¿Cuándo te vas a dar cuenta, Zidane?

Sergio Valentín

Recordadme las normas que impusieron los auténticos y únicos super madridistas. ¿Hay que seguir recordando que Zidane es uno de los mejores técnicos de la historia del Real Madrid y que gana un título cada 19 partidos antes de criticar cualquiera de sus decisiones, o ya no hace falta? Avisados estáis que, al menos hoy, vengo aquí exclusivamente para desarrollar una idea que ronda mi cabeza demasiado tiempo: "Zidane, ¿Cuándo te vas a dar cuenta de que Isco no puede jugar más?".

La planificación del Real Madrid, con sus responsables (eso da para otra columna) ha confeccionado una plantilla en la que solo hay un mediocentro defensivo y un especialista en robar la pelota y es el mismo futbolista: Casemiro. Su ausencia, desde hace demasiado tiempo, es traumática para el equipo. Desde hace años, en plural, se ha probado ahí con varios sustitutos de pega y el único que funcionó, y fue con Solari, está en el Atlético de Madrid. Desde entonces, el centro del campo del Real Madrid tiene talento de sobra pero le faltan futbolistas cuya virtud sea la de dar equilibrio al equipo cuando no tienen la pelota. Sin Casemiro, fue volviéndose imprescindible Valverde porque este, aunque sea por pulmones y velocidad, es capaz de solventar algo esta carencia. ¿Qué sucede cuando no están ni Casemiro ni Valverde? Una buena pregunta de la que no teníamos respuesta y se iba a testar nada más y nada menos que ante un Villareal en un buen momento de forma, segundo en la clasificación y cuyos jugadores, apoyados en la idea de Emery, son especialistas en dominar los partidos con la pelota.

El planteamiento inicial de Zidane, con el inconveniente de todas las bajas que acumulaba, fue adecuado y efectivo: juntó a Modric, Kroos y Odegaard para tener posesiones largas, cometer pocos errores con el esférico y no sufrir en las transiciones defensivas. El plan funcionó hasta que Emery giro la pizarra, diseñó un partido completamente nuevo y ahí Zidane cortocircuitó y fue incapaz de reaccionar. El vasco se olvido de su juego asociativo y dio entrada a tres futbolistas verticales y que piensan más en marcar que en guardar la ropa: Chukwueze, Estupiñán y Yeremi. ¿Qué hizo Zidane? Lo mismo que en las 357 ocasiones anteriores no le funcionó. Poner a Isco de mediocentro, interior o de segundo delantero. De lo que quieran porque yo no sé a qué juega Isco desde hace años. No hace falta que recuerde esos 357 antecedentes porque el último fue hace dos semanas, en el partido en Mestalla donde el Real Madrid perdió 4 a 1 ante el Valencia con Isco como centrocampista junto a Modric y Valverde. 

Lo que sucedió ante el Villarreal a raíz del carrusel de cambios era previsible. Cualquier aficionado del Real Madrid podía intuir este desenlace o incluso uno peor porque Kubo tuvo el 2 a 1 al borde del final. Pero ya no es cuestión de si el japonés mete o no esa ocasión, la cuestión es que durante la última media hora el Real Madrid estaba más perdido que un Amish en el Black Friday y no tenía ninguna capacidad de reacción. Y sí, fue culpa de Zidane. Que Isco esté como esté es responsabilidad de Isco. Seguir contando con esta lamentable versión de Isco ya es responsabilidad de Zidane. Y más cuando repite una y otra vez en el mismo error. ¿A quién se le ocurre contrarrestar la ofensiva total de Emery con Kroos, Modric, con 35 años (bastante hace ya) e Isco como únicos centrocampistas? En Mestalla fueron tres puntos, ante el Villarreal han sido otros dos punto. ¿Cuándo se va a dar cuenta Zidane de que Isco está para ponerle arriba, no exigirle que abarque 80 metros de campo y que haga sus jugadas al borde del área contraria? Eso o que no juegue más.

Por favor, abstenerse las dos réplicas clásicas. "No había nada más en el banquillo" y "Zidane sabe más que yo". Sí, Zidane sabe más que yo. Que yo y que todos nosotros pero Zidane, como cualquier ser humano, se equivoca y lleva tiempo obcecándose en algunas ideas que están costando puntos y jugadores que podrían ser más útiles de los que ocupan una plaza en la actual plantilla. Y con esto contesto ya a la primera clásica réplica que mencionaba antes. No hay más jugadores en el banquillo porque Zidane no quiere. Marcos Llorente está en el Atlético de Madrid porque Zidane no le quería. Reguilón está con Mourinho porque Zidane prefiere a Marcelo y Mariano no está en el Benfica porque Mariano no ha querido irse ni con agua caliente porque ha tenido, en año y medio, las mismas oportunidades que yo. Y como ha demostrado, no es tan mal delantero como nos hace pensar Zidane con sus decisiones. Un par de minutitos ante el Barcelona y te marca gol. ¿Titular tras casi dos años? Gol ante el Villarreal. Incluso hoy ante el Villarreal tenía más alternativas. ¿No hay ningún centrocampista en el Castilla? Cualquier opción antes que poner a Isco con funciones importantes en defensa. No vale para eso.

¿He dicho que Zidane es uno de los mejores técnicos de la historia del Real Madrid y que gana un título cada 19 partidos?

A continuación